Ryanair, de nuevo en el ojo del huracán por una caótica evacuación de un vuelo

Un avión de la compañía Ryanair destino a Eivissa fue desalojado la tarde del martes en el Aeroport de Barcelona-El Prat a causa del incendio de un teléfono móvil. Los pasajeros del vuelo, fueron evacuados de la aeronave por el tobogán hinchable de emergencia y la tripulación de cabina se hizo cargo del dispositivo incendiado.

Unas impactantes imágenes que fueron grabadas por los propios pasajeros, una vez evacuados y tras el susto de rigor, calificando la evacuación de “caótica”.

Ryanair, de nuevo en el ojo del huracán

Ryanair, vuelve con este incidente al primer plano de la actualidad, tras la huelga de sus trabajadores de finales del mes de julio que provocó la cancelación de decenas de vuelos.

Poco después, la compañía aseguró a través de un comunicado que estaba trabajando para “organizar un avión de repuesto para reacomodar a los pasajeros en el menor tiempo posible”.

Las baterías de litio con altas capacidades y velocidades de carga y descarga son “muy seguras” más allá de incidentes puntuales como el incendio ayer de un teléfono móvil en el interior de un avión todavía en tierra en Barcelona cuya causa habría sido probablemente algún desperfecto o golpe en su carcasa.

Leer Más: Afectados por Ryanair: “No volveré a volar con una low cost”

Así lo ha explicado a Efefuturo el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Ricardo Jiménez, del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid, tras insistir en lo seguras que son estas baterías teniendo en cuenta su uso tan habitual sin apenas incidentes.

Momento de la evacuación
Momento de la evacuación

Según la compañía Ryanair, responsable del vuelo, el incidente se produjo al incendiarse una batería externa de un teléfono móvil, y las llamas fueron extinguidas por la tripulación una vez que los pasajeros ya habían salido del avión.

Como recomendación al usuario para evitar casos similares, el investigador del CSIC propone que se apague la batería cuando se caliente demasiado, es decir, que se desenchufe o se pare la carga para que no siga demandando corriente.

Se pueden calentar mucho

Las baterías de litio de alta capacidad y alta velocidad de carga y descarga se basan en electrolitos líquidos, que son compuestos orgánicos que pueden arder si existe alguna fisura desde donde reciben humedad y terminan calentándose de forma excesiva.

Cuando la carcasa plástica que protege la batería se mantiene bien, no tiene por qué pasar nada, simplemente se calienta, se estropea o se degrada pero no llega a arder; eso ocurre, sin embargo, si se rompe o se sobrepasa mucho la temperatura y se genera un punto muy caliente capaz de perforarla o romperla.

La explosión
La explosión

Las cosas se habrían complicado con el último incidente si se demandó mucha carga de repente a la batería, probablemente defectuosa por algún problema de ensamblado, de sellado o algún golpe.

El incidente trae a la memoria los repetidos casos de combustión del Galaxy Note 7 de Samsung por culpa de su batería fija como demostró más tarde una investigación el año pasado.

Samsung paró la producción y venta del terminal tras el fiasco de intentar lograr una pila de muy larga duración minimizando al máximo su tamaño pero que se acababa quemando y que le causó una pérdida operativa de más de 4.600 millones de euros.

Leer Más: 200 vuelos diarios cancelados en todo el país por la huelga de Ryanair

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.