Se queja de que en un bar no le dan agua a su perro

En un bar del Paseo del Borne es el lugar dónde la blogguer se sintió ofendida porque no le dieron un recipiente para dar agua a su perra

Las redes sociales se han calentando estos días, aún más que la ola de calor que nos invade, después de que una usuaria haya contado lo que le sucedió en la terraza de un bar de Palma cuando fue con su perro y tras pedir agua para su can en un plato o en un cenicero, el camarero le dijo que no le iba a dar nada de lo que pudiera chupar el perro. Las protagonistas de esta historia es la blogger Helena Coll Domenech y su perra Gin.

La bloguera se queja de la antipatía con la que de entrada la trataron: “Hoy me he sentado en este bar en el Born de Palma (publica la foto (la perra) en la esquina más alejada con un ‘el perro fuera’. Ni hola ni nada. He pedido las bebidas y le he dicho si por favor me podía traer un poco de agua para Gin”.

“No te voy a dar nada que pueda chupar tu perro”

Y aquí la instagramer reproduce la conversación que tuvo con el camarero: “No, aquí no damos agua del grifo a nadie”. “¿Pero ni en un tupper?”. Aquí no tenemos tuppers porque no servimos para llevar”. “Pues si me puede traer un platito o un vaso y le doy yo de mi agua, por favor”. “No te voy a dar nada que pueda chupar tu perro”.

La blogger Helena Coll con su perra Gin (Foto: Instagram)
La blogger Helena Coll con su perra Gin (Foto: Instagram)

Una respuesta que deja a esta usuaria un tanto perpleja y ella misma reflexiona en el post que ha colgado en las redes sociales: “¿Hola?, ni un cenicero, ni un plato de café. Palma con 35º. Camareros maleducados. Ah!, añade, hay una cosa que se llama lavavajillas, o como en casa que lavamos las cosas a mano”.

Bar que fotografi'o la blogger mallorquina porque no le dieron un recipiente para dar agua a su perro
Bar que fotografió la blogger mallorquina porque no le dieron un recipiente para dar agua a su perro (Foto: Facebook)

Y concluye: “Total, que le he dicho que me iba a otro sitio. La chica de al lado ha flipado, asegura, y se ha puesto a discutir diciendo que era una falta de respeto que no dieran agua a los perros. Es la primera vez que me pasa”, subraya la blogguer de esta singular queja o denuncia, que además pide que se comparta su post: “Esta gente no se merece clientela y menos con esta poca educación”.

¿Usted comería en el plato de su perro?

Sus seguidores han puesto el acento en que los bares de Palma tienen la obligación de dar agua gratis del grifo a quien la pida, como así es, lo que desde luego no obligan a ningún bar, restaurante o establecimiento de hostelería es a dar en recipientes de uso humano agua a los perros.

Las normas básicas de higiene aconsejan que los perros y cualquier otro animal dispongan de su propia vajilla, salvo, claro está, al margen de lo que cada propietario haga lo que crea oportuno, pero en sus propias casas.

Los bares de Palma, pioneros en dar agua del grifo

Palma, junto a otras ciudades como Pamplona o Granada ha sido la pionera en poner en marcha la obligación para que bares y restaurantes pongan a disposición de los clientes un recipiente con agua fresca y vasos, según recoge en su web la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Desde OCU aplauden este iniciativa a la vez que piden una Ley que establezca esta obligación en todo el territorio español.

El consumidor no debería tener que justificarse ante un camarero cuando pide una jarra de agua para acompañar la comida, ni que tenga que aceptar con resignación pagar por una botella de agua envasada cuando el agua del grifo puede consumirse con todas las garantías de calidad, subrayan desde la Organización de Consumidores.

2 Comentarios

  1. Me parto con las pijales. Yo voy siempre con mi perro y llevo una mochilita con agua para el y un cacharrito para que beba. Imprescindible. Que bonito es ir de nini pija y vivir la vida de yupi, pensar que otro le dará agua, otro pondra el cacharro y otro lo fregará, y sacar a pasear al perro asi a 35 grados. Un aplauso a los de este bar, por respetar la higiene de su entorno.

  2. No sería muy agradable ver en un bar que dan agua a un perro en un plato o cualquier otro utensilio que será utilizado por una persona. Si quiere tanto a su perro, lo primero no sacarlo a pasear con 35º y si lo hace que por lo menos lleve bolsas y un recipiente con agua para su perro. El problema no son los pobres perros son sus dueños que no respetan.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.