Españolistas e independendistas miden sus fuerzas ante el Rey en la Almudaina

Cerca de 300 personas separadas en dos bandos -el españolista y el independendista- han recibido la tarde de este viernes a los Reyes Felipe VI y Letizia, acompañados por Doña Sofía, en la recepción de los monarcas a una amplia representación de la sociedad balear en el Palacio de la Almudaina. 

El bando españolista era más nutrido con cerca de 200 personas, muchos de ellos han acudido portando la camiseta de la selección nacional de fútbol. Ataviados con banderas y pancartas lucian orgullosos sus ideales.

Tampoco ha faltado el megáfono, un instrumento imprescindible en estas citas. “Esta estelada, aquí no pinta” y el célebre “Yo soy español” han sido los gritos más repetidos. También se ha pedido “Prisión para Puigdemont” además de “Armengol, dimisión” y “Picornell aprende español”.

Por otra parte, el lado catalanista. Un bando menos numeroso pero igualmente ruidoso. Entre su repertorio, ha destacado la interpretación del himno balear “La Balanguera” (con papel en mano) y las peticiones de “Valtonyc llibertat” o “Llibertat, presos polítics”.

La labor policial ha resultado determinante para que no tuviera lugar ningun incidente reseñable. Separados por vallas y una distancia considerable, ambos grupos no chocaron gracias a la Policia Nacional. Eso sí, y debido al camino marcado, algunos españolistas pasaron por delante del bando republicano. Algún insulto y feo gesto pero poco más.

Entre los asistentes, destacar la presencia de numerosos menores e incluso carritos de bebé. La mayoría, exhibiendo símbolos.

En otro sentido, señalar que muchos han sido los turistas que se han quedado sorprendidos por lo que estaban viendo. “¿Qué esta pasando?”, preguntaban extrañados a los allí presentes.

Leer Más: Un referéndum sobre la monarquía planea en la visita del Rey a Mallorca

Políticos, vestidos y abanicos

Muchos fueron los políticos que han acudido a la recepción. El senador y expresidente de las Illes Balears, Francesc Antich, apareció acompañado por la consellera de Presidència y portavoz del Ejecutivo autonómico, Pilar Costa, el conseller insular d´Hisenda i Turisme, Cosme Bonet, y la consellera insular de Territori, Mercedes Garrido.

Tanto Pilar Costa como Mercedes Garrido llegaron vestidas completamente de amarillo, un color que llamó la atención sobre todo entre el público españolista por la relación que tiene el amarillo con los lazos independistas que demandan la excarcelación de los políticos catalanes.

Sin embargo, nadie supo interpretar el por qué la portavoz del Govern, Pilar Costa, acompañaba a su vestido amarillo de un abanico rojo con el que intentaba combatir el sofocante calor.

Los políticos socialistas antecedieron en la llegada de la presidenta del Govern, Francina Armengol, que vestida totalmente de negro iba acompañada del conseller de Treball, Iago Negueruela.

El bando españolista mostró su rechazo a una presidenta que además de sufrir un notable abucheo, tuvo que escuchar los gritos de “Armengol, dimisión”.

Llegan los Reyes

Pocos minutos después de las 20:30, la hora inicialmente prevista, aparecieron los reyes Felipe VI y Letizia, acompañados por Doña Sofía. Tras bajar del vehículo, saludaron a los presentes mientras el lado independendista les recordaba que “A Mallorca no hi ha rei”.

Una vez llegaron los protagonistas, la Policia Nacional obligó al bando españolista a dejar el lugar por un lado totalmente opuesto a donde estaban ubicados los del lado republicano. Una medida que ha resultado clave para evitar enfrentamientos.

Los cánticos entre defensores y detractores de la monarquia han sido la tónica general pero unos han recibido más que otros como es el caso del presidente de Actúa Baleares, Jorge Campos, que ha recibido una sonora pitada evidentemente de la parte independendista.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.