8.000 personas se rinden al ‘calor’ de la noche de Pablo Alborán en Palma

La temperatura ha subido anoche en Palma pero no por cuestiones meteorológicas. El fenómeno que ha desatado este ‘calor’ ha sido Pablo Alborán. El artista malagueño ha vuelto a pisar un escenario en la isla casi 3 años después de su última vez en la Plaza de Toros de la ciudad. Después de la gira de entonces se tomó dos años de respiro. Una decisión que le ha permitido volver más maduro y tranquilo a pisar un escenario. De nuevo, consiguiendo un lleno hasta la bandera. Unas 8.000 personas han podido ahora disfrutar en vivo de la música y de su ídolo. 

Pablo Alborán es todo un fenómeno en sí mismo. No solo por sus melodías románticas (vale, también tiene otras más rítmicas) si no por su sensibilidad y humildad. Anoche lo ha vuelto a demostrar ante, nada menos, que 8.000 personas.

La actuación se preveía que comenzara a las 21.30 horas. Si bien Alborán se hizo de rogar unos minutos y apareció sobre el escenario unos 13 minutos después. El griterío y la locura se desataron entonces.

Móviles, cámaras, todo valía para inmortalizar el momento que llevaban esperando casi tres años, tiempo transcurrido entre la de anoche y la última actuación del malagueño en Palma.

Como si el tiempo no hubiera pasado 

En ese preciso instante fue como si el malagueño hubiera sido capaz de parar el tiempo aquel 22 de agosto de 2015. El Coliseo Balear de nuevo lleno hasta la bandera y con un público con ganas de pasarlo bien pese al calor sofocante de la noche y que el artista se encargó de avivar todavía más.

La espera, por el parón de dos años al que se sometió voluntariamente Alborán, en el que ha desconectado del mundo y ha compuesto su nuevo álbum, mereció la pena para sus seguidores.

Su Tour Prometo, la gira de ese trabajo reposado, es con el que anoche aterrizaba en el escenario del Coliseo Balear pasadas las 21.30 horas haciendo enloquecer a un público, en su mayoría femenino, entregado. Sobre todo, con los primeros acordes de No vaya a ser con los que daba inicio al show.

Ritmos variados y algunas interpelaciones a la ciudad anfitriona enloquecen a los fans

Tras la primera actuación, el espectáculo se ha desarrollado de forma habitual. Pablo Alborán sabe como enganchar a sus seguidores intercalando baladas con canciones más rítmicas; así como entremezclando novedades con clásicos ya eternos en la memoria de todos los allí presentes.

En este sentido, sonaron canciones como La escalera, Recuérdame y Pasos de Cero del álbum Terral; Dónde está el amor del disco Tanto; y Lo nuestro de Prometo, entre otras muchas. Unas dos horas de música en vivo con la que ha deleitado a sus seguidores.

También es cierto que el malagueño se lo había metido en el bolsillo nada más empezar la noche con frases como “Mallorca quédate conmigo” y “Buenas noches familia, por fin aquí, tenía muchas ganas, de corazón”.

Ha quedado así demostrado que a Pablo Alborán le basta y le sobra con su música y humildad para seguir encendiendo almas.

Mila Ximénez, una fan más de Pablo Alborán

La colaboradora de Sálvame, Mila Ximénez, está disfrutando de unos días de vacaciones en el archipiélago balear.

Primero fue Menorca, después Eivissa y anoche, como buena seguidora de Pablo Alborán, no quiso perderse la oportunidad de verle de cerca. Así que se plantó en el Coliseo Balear dispuesta a disfrutar del arte del que cariñosamente llama “mi chico”.

Mila Ximénez estuvo anoche en Palma para disfrutar del concierto como una fan más
Mila Ximénez estuvo anoche en Palma para disfrutar del concierto como una fan más

Ximénez ha colgado en su perfil de Instagram varias fotografías que dan buena cuenta de lo bien que se lo ha pasado en su estancia en Palma.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.