Cierran la playa de Ciutat Jardí por un vertido de aguas residuales

La bandera roja estará izada hasta este miércoles, por lo que el baño está prohibido (Archivo)
La bandera roja estará izada hasta este miércoles, por lo que el baño está prohibido (Archivo)

El Ayuntamiento de Palma ha cerrado durante una hora la tarde de este martes la playa de Ciutat Jardí y mantendrá izada la bandera roja que prohíbe el baño al menos hasta mañana miércoles tras un vertido de aguas residuales a la entrada de depuradora del Coll d’en Rabassa por la rotura de una conducción.

Desde Cort ha informado de que, poco antes de las 17.00 horas, la rotura de una conducción de aguas residuales a la entrada de la estación depuradora EDAR 2 ha provocado un vertido de aguas residuales al torrente Gros y ha obligado a cerrar la playa de Ciutat Jardí.

Prohibido el baño

El vertido se ha controlado en menos de una hora y los técnicos trabajan en reparar la conducción dañada.

Esta tarde, en la playa ondea la bandera roja, que prohíbe el baño, que se mantendrá izada mañana miércoles a la espera del resultado de las analíticas del agua de mar.

Se ha dado aviso a los socorristas y a la Policía Local y se ha señalizado la zona.

Leer más: Preocupación vecinal por el vertido de aguas residuales en Palma

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.