Terraferida alerta de la construcción de 36 chalets de lujo al lado de la Cartuja

La zona con borde rojo es la que ahora peligra para la construción de 36 chalets de lujo cerca de la Cartuja de Valldemossa (Froto: Terraferida)
La zona con borde rojo es la que ahora peligra para la construción de 36 chalets de lujo cerca de la Cartuja de Valldemossa (Froto: Terraferida)

Los conservacionistas y defensores de la Mallorca más natural, Terraferida, han lanzando una alerta roja al lado de la emblemática Cartuja de Valldemossa. Han denunciado la posible construcción de una nueva urbanización en Son Mossènyer que “amenaza” el entorno natural e histórico de Valldemosa y ha pedido al Consell de Mallorca que desclasifique el suelo, actualmente considerado suelo urbano, en el que se podrían construir 36 chalets de lujo.

Los conservacionistas han explicado que una zona “de gran valor” “podría ser arrasada para construir 36 chalets de lujo”, en lo que ha calificado como “el nuevo ‘Petit Deià’.

Chalets de 600 metros cuadrados, un lujazo asiático

“Esta zona rural está clasificada como suelo urbano, aunque nunca se ha desarrollado y por ello mantiene inalterados sus valores paisajísticos, agrarios, etnológicos e históricos, que ahora peligran”, han subrayado.

Leer más: ¿Por qué se cae a pedazos la Cartuja de Valldemossa?

En el caso de Son Mossènyer, han detallado, se pretende edificar 35 chalets de lujo sobre una superficie de 3,4 hectáreas en Valldemossa, edificando un chalet cada 600 metros cuadrado.

Elementos históricos de gran valor corren peligro

Dentro de la zona urbanizable, ha asegurado Terraferida, se encuentran elementos históricos “de gran valor”, como la Fuente de la Beata, la Caseta de Son Mossènyer, la Sínia de Son Mossènyer, el Molí de Son Salvat i Son Baptista, todos ellos incluidos en el ‘Catálogo de Elementos y Espacios Protegidos de Valldemossa’.

Panorámica de la Cartuja de Valldemossa (Archivo)
Panorámica de la Cartuja de Valldemossa (Archivo)

Desde la entidad han asegurado que el Ayuntamiento valldemossí se ha mostrado a favor de la protección y por ello ha impulsado una modificación puntual de su planteamiento con la intención de proteger este entorno.

La presidenta Armengol y el alcalde de Valldemosa tras la firma del convenio por 2 millones y medio de euros para pagar parte de la indemnización para la expropiación de los terreno del Hort de la Cartoixa (Foto: Twitter)
La presidenta Armengol y el alcalde de Valldemosa tras la firma del convenio en enero de este año por 2 millones y medio de euros para pagar parte de la indemnización para la expropiación de los terreno del Hort de la Cartoixa (Archivo)

Por otra parte, la familia propietaria de una de las seis parcelas edificables, y que tiene el 66 por ciento de los terrenos, también ha mostrado siempre “una gran sensibilidad” y “es partidaria de conservar el entorno y los usos rurales”.

Unas cuantas manos que intentan influir para mal

Terraferida ha denunciado públicamente que algunos propietarios y especuladores locales contrarios a la protección, por intereses económicos, “están intentando influir sobre el equipo de gobierno municipal para evitar que se proteja la zona, bajo la amenaza de demandas millonarias y otro tipo de presiones personales”.

Leer más: Gob: “Andratx, paradigma de la destrucción y corrupción urbanística”

Por eso, han explicado que quien finalmente puede hacer efectiva la protección o urbanización definitiva de este espacio rural es el Consell de Mallorca y, por lo tanto, es “su responsabilidad evitar otro ‘Petit Deià'”.

La entidad ha manifestado que el caso de Valldemossa “podría suponer un precedente positivo o negativo para multitud de casos similares” ya que “es el primero de muchos casos similares que están por venir en que será de aplicación la nueva Ley de Urbanismo (LUIB)”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.