Cort se defiende y dice que no expulsa de ‘Acogida’ a Juana y a sus dos hijos

En un segundo plano, el director general de Bienestar Social de Cor, Joan Antoni Salas (Foto: MÉS)
En un segundo plano, el director general de Bienestar Social de Cor, Joan Antoni Salas (Foto: MÉS)

El director general de Bienestar de Palma, Joan Antoni Salas, ha asegurado que el Ayuntamiento no expulsa a una mujer, a Juana Mendoza y a sus dos hijos, del Centro de acogida del SAM Familia, sino que los técnicos han considerado “darles de baja”, debido a que han cumplido la larga estancia de acogida, pero “con otras opciones de ayuda social”.

“Ninguna persona será desatendida porque si no tiene servicio de acogida, tendrá otras opciones”, ha declarado Salas en una comparecencia urgente ante los medios de comunicación.

¿Desconoce los detalles de este caso?

Joan Antoni Salas ha dicho que “desconoce” los detalles de este caso en particular y el tipo de ayuda que se le habrá ofrecido para cuando abandone el centro el próximo septiembre. Con todo, ha confiado en que “esta familia está bien informada sobre las distintas ayudas que les pueden ofrecer”.

Desde Cort han insistido en que “nunca se expulsa a nadie del SAM” sino que “se da de baja en función del reglamento y la normativa”. Además, han recalcado que quien lo necesite puede optar a las prestaciones de la concejalía “para que sus necesidades queden cubiertas”.

El caso en concreto es el de Juana y sus dos hijos, que según el Servicio de Acogida Municipal (SAM), dispone de recursos económicos para solucionar su situación y ha rechazado sin justificación contratos de trabajo y alternativas de vivienda.

“Maltrato a los profesionales”

A su vez, ha tildado de “maltrato” la concentración de los grupos antidesahucio, debido a que, a su entender, han difundido “opiniones poco profesionales” sobre la decisión de los técnicos de los Servicios Sociales Municipales.

Respeto a las decisiones de los técnicos

En este sentido, desde el Área de Bienestar y Derecho social han pedido a la sociedad “respeto” a las decisiones tomadas en los servicios municipales, aunque “sin dejar de discutirlas” si hubiera “una decisión equivocada”.

Leer más: Una concentración de protesta para una lucha que no cesa

Salas ha lamentado que los grupos Stop Maltrato y Stop Desahucios se concentrasen “prescindiendo de la información de los profesionales” de los centros.

Desde Cort, han manifestado el “apoyo” a las decisiones de los técnicos, que “son profesionales prestigiosos”, y han recordado que a partir de su criterio, “toman la decisión que toca” en cada situación.

Los números oficiales de acogidas

Por su parte, la coordinadora general de Bienestar y Derechos Sociales de Palma, Catalina Trobat, ha indicado que el área destinó en 2017 un total de 1,3 millones de euros a ayudas para vivienda y atendió a 24.000 personas.

De estas, 380 fueron asistidas por los servicios de acogida municipal (SAM), de las que 135 eran menores. En concreto, 151 personas fueron atendidas en el SAM adultos; 130 personas en el SAM familias de larga estancia; y 99 en el SAM familias de corta estancia.

Trobat ha explicado que se trata de familias que piden “un servicio de acogida temporal”. El Ayuntamiento ha indicado que cuando acceden al servicio se acuerda un plan de trabajo para ayudar a los usuarios a “salir adelante”, en el que se pacta la línea de actuación y el tiempo que permanecerán en el servicio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.