Otra turista muerta este verano: Se ha precipitado en unos acantilados

Imagen de los acantilados donde se precipitó la turista española en Formentera (Foto: Google Maps)
Imagen de los acantilados donde se precipitó la turista española en Formentera (Foto: Google Maps)

El verano de este 2018 en Baleares pasará a la historia por la cantidad de víctimas mortales que se están registrando, bien por peleas, las dos ultimas en Ibiza, por balconing, sobre todo en Calvià, porque los arrastra una ola o porque los turistas se precipitan por acantilados, como es el último caso de Formentera. Una mujer de 38 años y nacionalidad española falleció ayer por la noche lunes tras precipitarse por los acantilados de Cala Saona.

Los hechos ocurrieron a las 22.12 horas, cuando la mujer cayó desde una altura aproximada de 10 metros ha informado el Área de Salud de Ibiza y Formentera.

Después de caer 10 metros no se pudo hacer nada

Hasta el lugar de los hechos acudieron bomberos, Policía Local de Formentera, Protección Civil, Salvamento Marítimo y sanitarios del Hospital de Formentera.

Los sanitarios realizaron a la mujer maniobras de reanimación cardio-pulmonar pero, dada la gravedad de los traumatismos que sufría, nada pudieron hacer para salvarle la vida.

Leer más: Verano negro por el repunte del balconing en Balears

El mar ha sido mortal este verano en Mallorca

Un joven checo de 24 años fallecía el 9 de agosto, el pasado viernes, ahogado en la playa de s’Illot tras precipitarse por un acantilado. Dos socorristas intentaron reanimarle pero no pudieron hacer nada.

El turista se encontraba con un amigo, también de nacionalidad checa, pasando el día en las inmediaciones de la playa de s’Illot cuando el joven de 24 años decidió aproximarse a las rocas para saltar desde un acantilado y volver a la costa nadando.

Una ambulancia del 061 preparada para atender a los turistas (Archivo)
Una ambulancia del 061 preparada para atender a los turistas (Archivo)

Pero no ha sido el único acontecimiento trágico en las playas de Mallorca. Un hombre de 53 años murió el 16 de julio ahogado en Cala d’Or, en el municipio de Santanyí, cuando se bañaba con sus hijos, a los que otros bañistas sacaron del agua después de que un golpe de mar alejara de la orilla a los tres.

El suceso se produjo a primera hora de la tarde, sobre las 16:00 horas, cuando el padre y los niños se han visto en dificultades mientras nadaban.

Una lancha amputa un brazo y una pierna a turistas

Un dramático accidente en el mar acabó el 27 de julio con dos turistas en Son Espases, uno con un brazo amputado y el otro con posible amputación de pierna, aunque al final también tuvieron que amputársela.

Leer más: El turista con una pierna amputada en Es Trenc abandona Son Espases

Una lancha, que ocupaba la senadora del PP Catalina Soler pasó por encima de ellos y como consecuencia los dos turistas sufrieron heridas gravísimas cuando iban a bordo de una scooter marina (al parecer se encontraban sumergidos sin señalización alguna).

Los efectivos subacuáticos de la Guardia Civil (GEAS) estuvieron buscando el brazo amputado durante la noche del 27 de julio y parte de la mañana del 28 de julio. Al final lo encontraron sobre un lecho de posidonia.

Efectivos del GEA (Grupo Especual de Actividades Subacuáticas) buscan el brazo amputado del turista en aguas de Es Trenc
Efectivos del GEA (Grupo Especual de Actividades Subacuáticas) buscan el brazo amputado del turista en aguas de Es Trenc

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.