¿Qué pasa realmente con las madres del Centro de Acogida de Palma?

El Servicio de Acogida Municipal de Palma, el conocido como SAM, está desde hace meses en el ojo del huracán. Las madres acogidas, con niños a los que atender, y con historias de maltrato a sus espaldas, se han puesto en pie de guerra contra el gobierno municipal del soberanista Antoni Noguera. Ellas hablan de ‘desahucio’ y el director general de Bienestar Social, Joan Antoni Salas, habla de que les dan de baja porque ya han cumplido su largo periodo de estancia en este centro, al menos en el caso de Juana Mendoza.

Las madres han vuelto a salir a la calle y lo han hecho para hablar alto y claro contra los políticos del Ayuntamiento de Palma que las quieren “desahuciar” del Centro de Acogida.

“No son bajas, son desahucios”

Tras la versión oficial por parte del director general de Bienestar Social del Ayuntamiento de Palma, Joan Antoni Salas, en la que afirmaba que “los técnicos han considerado darles de baja, debido a que han cumplido la larga estancia de acogida, pero con otras opciones de ayuda social”.

“Ninguna persona será desatendida porque si no tiene servicio de acogida, tendrá otras opciones”, afirmaba Salas en una comparecencia urgente ante los medios de comunicación este pasado lunes.

Sin embargo, la portavoz de Stop Maltrato Centro de Acogida, Alma Vives, ha acusado al consistorio de “tratar de confundir a la ciudadanía” con eufemismos como explicar una expulsión como “dar de baja” cuando “no son bajas, sino que son desahucios“, que en ocasiones se realizan con intervención policial.

Peligro de retirada de la tutela 

Vives ha criticado a Salas por haber dicho que no conocía los detalles del caso particular de una mujer (Juana Mendoza) que, junto a sus dos hijos, ha recibido una prórroga de un mes para encontrar vivienda antes de ‘ser expulsada’ del Servicio de Acogida Municipal Familia (SAM).

 

Tres madres. A la izquierda, María Vidal, en el centro Alma Vives y a la derecha Juana Mendoza
Tres madres. A la izquierda, María Vidal, en el centro Alma Vives y a la derecha Juana Mendoza

Ha denunciado que una de las alternativas propuestas por Salas para estos casos, la de que las madres sean trasladadas a un centro y sus hijos a otro, implicaría “la retirada de la tutela”.

“No he rechazado ningún trabajo”, se defiende una madre

Una de las madres afectadas, Juana Mendoza, a la que le han dado un mes más para que se busque un lugar donde vivir, ha afirmado que los responsables del centro “se han negado” a ayudarle o tramitarle una ayuda de alquiler social y que está gestionando todo “por su cuenta”.

La asociación Stop Desahucio da apoyo a las madres del centro de acogida de Palma
La asociación Stop Desahucios da apoyo a las madres del centro de acogida de Palma

También ha insistido en que ella no ha rechazado ningún trabajo, como han asegurado, y ha afirmado que lleva dos meses trabajando de ayudante de cocina en un restaurante.

“Me han dicho que tengo que marcharme y que me cortan las ayudas de guardería y lo que me estaban cubriendo hasta ahora, porque dicen que estoy trabajando y tengo suficientes ingresos para hacer frente a los gastos, pero con un sueldo de menos de mil euros, no puedo hacerme cargo de alquiler, colegio, alimentación…”, ha manifestado.

“No somos delincuentes, somos madres cuidando bebés”

María Vidal, otra mujer que también ha denunciado su situación y la de su hijo de 3 años en un centro de acogida, ha criticado las separaciones de los menores y sus madres y ha asegurado que con esas medidas, “son dos vidas las que se destruyen”.

“Basta ya de miedos, basta ya de cuentos y basta ya de historias y de engaños, porque todos pasamos por malos momentos en la vida y no es justo lo que está pasando”, ha afirmado.

Piden hablar con el alcalde Noguera

Vidal ha pedido al Ayuntamiento de Palma que ponga soluciones y que facilite una vivienda y un trabajo dignos a las personas que están en los centros y un buen servicio de guardería para que “las madres puedan trabajar tranquilas”.

Peticiones, reclamaciones y denuncias que quieren hacer llegar directamente al alcalde Antoni Noguera, con quien han exigido hablar cara a cara para explicarle cómo están las cosas en el Servicio de Acogida Municipal.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.