El mallorquinismo afronta una Liga de infarto

Esperan 10 meses de pasión y nervios (Foto: Twitter RCDM)

Sin fichajes de relumbrón y envuelto en las controvertidas decisiones del CEO, Maheta Molango, la afición confía en el buen hacer del técnico, Vicente Moreno, en un curso que se antoja complicado debido al alto nivel de los rivales. Y es que esta temporada, la Segunda División está repleta de históricos. 

El RCD Mallorca S.A.D regresa a la Liga1|2|3 como campeón de campeones de Segunda División B. Los isleños, que portaban 36 temporadas consecutivas instalados en las dos máximas categorías del fútbol patrio, conquistaron con solvencia el objetivo siendo superiores a todos sus adversarios.

Leer Más: El RCD Mallorca vuelve a ser plata

Sin embargo, poco o nada importa el pasado. En este ejercicio, los de rojo y negro competirán por mantener su lugar en el profesionalismo. Para ello, la propiedad norteamericana continúa apostando por el técnico artífice del ascenso, el valenciano Vicente Moreno.

Maheta Molango y Francina Armengol en el acto institucional por el ascenso
Maheta Molango y Francina Armengol en el acto institucional por el ascenso

También siguen el CEO, Maheta Molango, y el director deportivo, Javier Recio. Ambos buscarán resarcirse del ridículo deportivo protagonizado en 2017. La presión es inmensa. Sobre todo teniendo en cuenta que buena parte de la afición no olvida ni perdona los numerosos despropósitos cometidos por la entidad desde su llegada, incluyendo sus continuas faltas de respeto a la historia de una institución de 102 años.

A pesar de ello, cierto sector de la prensa lo ensalza como “refundador” o “Padre Fundador” obviando, por una parte, que el dinero es de Robert Sarver -quién por cierto, ha confirmado su asistencia al envite de esta tarde- y que muchos otros auténticos barralets salvaron antes al RCD Mallorca de su desaparición aportando la cantidad económica necesaria para evitar la tragedia. Algunos, incluso, fueron capaces de hipotecar su propia vivienda para salvar al club de sus amores.

Los números del gestor

Desde que aterrizara en la isla, Molango ha contratado una cincuentena de jugadores y solo ha engrosado las arcas con la venta de tres futbolistas (Kassim Adams, Brandon y Tofol Montiel) que ya estaban antes de que el gestor helvético cogiera las riendas del club.

Y no sólo eso. En muchas operaciones -Fran Grima, Néstor Salinas, Rufo, José Ángel, Fernando Cano, Damià, Pol Roigé, Ndi y próximamente Alvaro Bustos y Bonilla- la entidad ha perdido dinero.

La Federació de Penyes, a la espera

Otro capítulo que preocupa al mallorquinismo es el futuro de la Federació de Penyes tras la dimisión de la que era su presidenta, Rosa Planas.

Leer Más: Molango, cara a cara con los peñistas

La inexiste relación entre Molango y Planas también ha salpicado a la masa social. No hay que olvidar que el suizo prometió, 48 horas después de desaparecer tras el descenso de Anduva, que “el nuevo presidente sería alguien arraigado a la institución”. No cumplió su palabra como tampoco empatizó con una Federació muy poco activa durante los últimos meses.

El ahora rebautizado como "Padre Fundador" se sentó con los peñistas por última vez en marzo de 2017.
El ahora rebautizado como “Padre Fundador” con los peñistas Rosa Planas y Miquel Barralet en marzo de 2017.

Ante las negativas recibidas, la propiedad tuvo que nombrar al ex tenista norteamericano Andy Kohlberg como principal mandatario. Un nuevo presidente que por cierto, en la temporada pasada asistió a menos de cinco partidos y que tampoco apareció en la foto oficial. En su lugar, el de siempre. Un Maheta Molango que no da la cara cuando vienen mal dadas pero que no duda en celebrar los éxitos a ras de césped o incluso, botando en un autobús como si de un jugador se tratara.

En otro sentido, muchos fueron los que no entendieron la ausencia de representación oficial de la entidad en el funeral de un auténtico mallorquinista, Pedro Colombàs. 

El lío de los asientos

Como ya ocurrió el año pasado, los aficionados no pueden sentarse donde quieren. Resulta curioso sobre todo si tenemos en cuenta que la capacidad del estadio es para 23.142 espectadores.

La posible denuncia de la LFP (Liga Fútbol Profesional) por mostrar asientos vacíos en televisión prevalece sobre los deseos de los aficionados. Algunos se lo toman a broma, encontrando consuelo en la Kiss Cam o el chill out.

Una situación que ha provocado el enfado de más de uno.

Por otro lado, y mientras en la redes sociales los responsables celebran las miles de interacciones, en la página web del club siguen sin actualizar la plantilla. Un hecho que no sorprende debido a los escasos contenidos y numerosos errores históricos de la misma.

Cambio de chip

Esta inminente campaña, los barralets no parten como favoritos para ocupar la parte alta de la tabla. El límite salarial ha pasado factura a la hora de confeccionar el plantel.

Los barralets entrenando (Foto: RCDM)
Los barralets entrenando (Foto: RCDM)

Por ello, salvo contadas excepciones, los refuerzos son practicamente desconocidos para unos aficionados que, pese a ello, ya han igualado (virtualmente) el número de abonados del curso anterior.

Los refuerzos

En la portería, el club ha contratado a Leandro Montagud. El guardameta, que la temporada pasada jugaba en el Villanovense, competirá con el canterano Parera para ser el segundo de Reina.

Para la zaga, dos sudamericanos: el argentino Franco Russo y el lateral ecuatoriano Pervis Estupiñán. El primero, aterrizado tras brillar en el Ontinyet, buscará ocupar una plaza en el eje central de la defensa en detrimento del capitán Xisco Campos. Por su parte, el segundo (cedido por el Watford) complica mucho la continuidad de Bonilla e incluso la del joven colombiano Anderson Arroyo, que puede quedar relegado al filial de Tercera División.

Pervis Estupiñán llega cedido por el Watford inglés (Foto: RCDM)
Pervis Estupiñán llega cedido por el Watford inglés (Foto: RCDM)

En la medular, Dani Rodríguez (Albacete) y Pablo Valcarce (Numancia) son las dos únicas novedades mientras que para la delantera, Molango y Recio han incorporado a cuatro nuevos nombres: Carlos Castro (Real Sporting), Stoichkov (Linense), Moyita (Écija) y Buenacasa (Barakaldo), si bien este último estará de baja entre dos y tres meses tras ser operado el pasado jueves de una lesión sufrida en pretemporada.

Tampoco hay que olvidar a Ferran Giner, de vuelta a los terrenos después de ocho meses de baja por lesión ni al ghanés Baba, de regreso tras jugar el curso pasado como prestado en el Barakaldo.

Las bajas 

Por contra, el plantel ha sufrido diversas bajas. En defensa, han abandonado la disciplina balear Fran Grima (Ibiza) y José Ángel mientras que en la medular, se han marchado Pol Roigé (Hércules) y Damià Sabater (RCD Espanyol B). Mención especial merece el último, apartado del equipo hasta provocar su salida.

“No se debe tratar así a los jugadores”, aseguró el canterano en una entrevista tras despedirse de la afición en una emotiva carta.

La carta de despedida de Damià Sabater
La carta de despedida de Damià Sabater

En la línea de ataque, ya no son barralets Rufo, Ndi ni tampoco Cedric (Fuenlabrada).

Además, el imberbe Enzo se ha ido a préstamo al Racing de Santander mientras que Pierre, Cano, Bryan Reyna y Néstor Salinas han sido cedidos a Linense, Sabadell, Alcoyano y Tudelano, respectivamente.

Tampoco olvidar el traspaso de la perla de la cantera, Tofol Montiel (hijo del ex futbolista Óscar), a la Fiorentina. Una lista a la que hay que añadir a otros canteranos con proyección como Alberto Fernández, Toni Sureda y Ángel Rodado, este último fichado por la UD Ibiza.

Las dudas

Hasta finales de agosto, la plantilla no estará cerrada. Parece que la dirección técnica rastrea el mercado en busca de un central que supondría la marcha de Miguel Núñez. En otro sentido, el fichaje de Pervis Estupiñán deja en una delicada situación a Bonilla, uno de los jugadores más estimados por la afición.

Bustos y Abdón tampoco tienen su continuidad garantizada, al igual que los recién llegados Russo y Moyita.

 

La pretemporada

Los de Vicente Moreno arrancaron el verano con sendas goleadas ante Felanitx (0-5) y Constància (0-9), esta última correspondiente al Trofeu Festes d’Inca. Después, llegó el segundo torneo del verano -Trofeu de S’Agricultura- derrotando en Sa Pobla al Poblense (1-2).

Raíllo posando con el trofeo en Inca (Foto: RCD Mallorca)
Raíllo posando con el trofeo en Inca (Foto: RCD Mallorca)

Tras vencer a tres equipos de la Tercera balear, los barralets se desplazaron hasta Andalucía para realizar la segunda parte de la pretemporada. Allí, participaron en el triangular Ciudad de la Línea donde tras superar al anfitrión Linense (0-2) cayeron en el partido clave frente al Cádiz (2-1) en la única derrota del estío.

Antes de regresar a Palma, los bermellones firmaron tablas en Marbella ante el Málaga (0-0) en un encuentro que empezó con casi media hora de retraso debido a la ausencia del trío arbitral.

Sin presentación en otro triste Ciutat de Palma

Apenas 24 horas antes de disputar su trofeo, el RCD Mallorca S.A.D anunció en sus redes que, antes del encuentro ante el Alcorcón, no habría presentación argumentando el mal estado del césped. Una decisión que provocó el enfado de buena parte de los seguidores y que de paso, puso fin a una tradición que perduraba desde hace más de una década.

El CEO del club, Maheta Molango, afirmó en los micrófonos de IB3 que “este tipo de actos ya no se llevan” contradiciendo, una vez más, la versión oficial publicada horas antes. Además, obvio la tremenda decepción causada a los equipos filiales quienes esperaban el día con especial ilusión. Y es que no todos los días se desfila junto a los mayores.

Leer Más: El declive del Ciutat de Palma

Cuatro días después, otro “zasca”. En esta ocasión con la presentación del FC Barcelona en el Camp Nou. Una puesta en escena que sirvió como preludio del Gamper, un trofeo que este año contó con Boca Juniors como invitado. Por cierto, los argentinos disputaron el Ciutat de Palma en 1986.

El sábado 11 de agosto, menos de 4.000 espectadores se dieron cita en Son Moix para ver el estreno de su equipo. Enfrente no esperaba un filial como el curso anterior sino un rival de la misma categoría que dicho sea de paso regresará al feudo bermellón en diciembre.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.