El concejal Molina la lía de nuevo y Pimeco le pide que retire los insultos

Los pequeños y medianos comerciantes están que trinan con el concejal de Podem de Cort, Aligi Molina. Hasta tal punto que la Asociación del Pequeño y Mediano Comercio (Pimeco), ha calificado, de “lamentables” y “absurdas” unas manifestaciones sobre la venta ilegal callejera efectuadas por el edil de Igualdad, Juventud y Derechos Cívicos del Ayuntamiento de Palma a través de Twitter. Otras asociaciones cívicas se han sumado a las críticas contra el concejal por publicar en su red social que “La campaña contra el top manta es simplemente una acción racista por construir un chivo expiatorio”.

La patronal Pimeco ha exigido una disculpa por parte Molina “a todos los comerciantes por sus lamentables declaraciones”, y denuncian “la irresponsabilidad de los partidos políticos que sustentan tan deleznables palabras”.

Lo han interpretado como insultos

Desde PIMECO consideran “que las descalificaciones e insultos no es el talante al que se deberían acoger los responsables políticos y demuestra una vez más sus carencias a la hora de dirigir la Administración y fundamentar su inactividad frente a una ilegalidad e injusticia”.

En la zona del Parc de la Mar suelen mostrar su mercancía los manteros
En la zona del Parc de la Mar suelen mostrar su mercancía los manteros

La patronal de los comerciantes insiste en que se cumpla la Ley, por lo que denuncian lo que califican de “agravio comparativo con la anuencia por parte del Ayuntamiento de Palma en relación a la venta ambulante ilegal frente a todos los comerciantes que cumplimos la Ley”.

Temen que ocurra en Palma lo de Barcelona

Todavía reciente lo que ocurrió en Barcelona entre un grupo de manteros y un turista, en cuyas imágenes difundidas varios top manta persiguen a este turista y recibe presuntamente varias agresiones, los comerciantes de Palma exponen su temor a que esto pueda ocurrir también en la capital balear.

“Esperamos que dichas declaraciones no fomenten las circunstancias que se generaron en Barcelona, porque de ser así solo el señor Molina será el responsable de ello”, añaden desde la patronal Pimeco, recordando cuando un grupo de vendedores ambulantes de la ciudad condal se vio involucrado en el altercado con un turista.

Las agresiones no están claras

Como consecuencia, los Mossos detuvieron a un mantero senegalés de 32 años como presunto autor de la agresión que sufrieron el turista norteamericano y su familia. Sin embargo los manteros contradicen esta versión y aseguran que fueron atacados previamente.

Miembros del Sindicato Libre de Vendedores Ambulantes reivindicando la inocencia de sus compañeros (Foto: Facebook)
Miembros del Sindicato Libre de Vendedores Ambulantes reivindicando la inocencia de sus compañeros (Foto: Facebook)

Según la versión del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, la agresión al turista americano tuvo su inicio en el momento en que “dos borrachos” atacaron a un top manta “con una botella de cristal” provocándole heridas “en la pierna” y en el “cuello”. Entonces el turista americano, de nombre José Bravo, se interpuso, pero lo hizo de forma agresiva con los manteros.

Los representantes de los manteros buscan nuevas imágenes que demuestren lo contrario de la grabación que se ha difundido en Youtube. Aseguran que la grabación tiene más duración y que lo que se ha publicado es sólo una parte.

Esta es la explicación que ha colgado en su cuenta de Facebook el Sindicato Libre de Vendedores Ambulantes:

manteros barcelona post en facebook

Lo que Molina llama ‘acción racista’

La reacción de Pimeco se produce a raíz del mensaje que ha dejado en la red Aligi Molina: “La campaña contra el top manta es simplemente una acción racista por construir un chivo expiatorio”.

“En la época de Amazon y Ali Express y con cada vez más grandes almacenes, ¿realmente alguien cree que el objetivo ha de ser lucharle las migajas a quienes solo buscan sobrevivir?”, añade en su mensaje el concejal.

aligi molina tuit

Según Pimeco, esta opinión del concejal “demuestra una vez más el sinsentido en el que está navegando el Ayuntamiento de Palma con el sector del comercio”.

Pero el concejal de Podem se mantiene en sus trece

“Lo que toca es no equivocar el enemigo. Poner a pelear al último contra el penúltimo ha sido una táctica constante de los poderosos”, publica en su cuenta social de Twitter el concejal de Podem en el Ayuntamiento de Palma, en clara alusión a que alguien está errando el tiro.

Un mensaje que ha acompañado con un dibujo en el que se ve como una usuaria recibe un paquete de algunas de las compañías de venta online, insinuando que el pequeño comercio tiene que mirar hacia ese lado y no al de los manteros.

Lo ha publicado el concejal de Podem Aligi Molina en las redes (Twitter)
Lo ha publicado el concejal de Podem Aligi Molina en las redes (Twitter)

Leer más: UGT propone a Cort habilitar zonas para manteros en plena polémica nacional

¿Mensajes de odio contra los comerciantes?

Otras asociaciones cívicas, como ‘Valores Baleares’, han interpretado los mensajes del concejal Molina como un “mensaje de odio contra los comerciantes de Palma”.

En su opinión, lo que está haciendo Podemos a través de su concejal en el Ayuntamiento de Palma es “acosar al colectivo de empresarios y ciudadanos en general, utilizando las redes sociales en las que les acusa de racistas, por exigir el cumplimento de la ley en el asunto de los manteros”.

Piden la dimisión inmediata de Aligi Molina “por incitación al odio contra los ciudadanos de Palma que expresan libremente sus opiniones”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.