Universidad balear Sí, Universidad balear No: Los estudiantes opinan

Salir a estudiar fuera de Baleares no está al alcance de la mayoría de los bolsillos de las familias que han decidido que sus hijos cursen una carrera universitaria, por lo que sólo unos pocos privilegiados tienen la oportunidad de ampliar horizontes en otras ciudades españolas, que tienen más prestigio y que, en principio, les facilita encontrar un puesto de trabajo una vez acabados los estudios. El hecho de que la Universidad balear tenga una limitada oferta, hace que los futuros arquitectos, buenos periodistas y competentes médicos opten por marcharse a la península, donde la excelencia está más que asegurada. Sin embargo los hay también que opinan que mejor quedarse en Mallorca si los estudios que se quieren cursar los imparte la UIB.

Lo que está claro, es que una mayoría de los licenciados preferiría trabajar no sólo fuera de Baleares, sino de España. Según los últimos datos, un 51%.

El turismo lo invade y lo condiciona todo

El hecho de que Baleares sea una comunidad cuyo Producto Interior Bruto gire en torno, mayoritariamente al turismo y al sector servicios, condiciona tanto la oferta de estudios universitarios como el mercado de trabajo, enfocado fundamentalmente a este sector.

Los futuros licenciados de Baleares han interiorizado esta realidad, de manera que enfocan su vida laboral en profesiones que tengan que ver con el turismo.

Estudios limitados y poca variedad en Baleares

Sin embargo, los que tienen la oportunidad de poder estudiar fuera de las Islas lo hacen porque el abanico de opciones “es muy limitado” y como consecuencia hay muy “poco donde elegir”.

Aparte de los estudios relacionados con el turismo, Derecho, Magisterio, que son las mayoritarias y poco más, ya que Medicina acaba prácticamente de arrancar y por lo tanto “tiene un prestigio que ganarse y afianzar” para que los futuros médicos opten por cursar sus estudios en una facultad tan joven e inexperta y con un futuro difícil de determinar.

Conseguir una buena licenciatura en la península es el objetivo de los estudiantes que miran su futuro colocando en la balanza los pros y los contras de vivir en unas Islas. Los pros, que el turismo genera y seguirá generando empleo, y los contras que al vivir en un archipiélago estás “totalmente apartado y si te quieres mover tienes que depender del avión”.

“Si aquí está la carrera que quiero, me quedo”

“Vivir en Baleares es un privilegio”, afirma una de las estudiantes a la que mallorcaconfidencial.com ha preguntado sobre si prefiere quedarse en Mallorca o irse fuera de Baleares.

“Si en la Universidad de las Islas está la carrera que quiero estudiar prefiero quedarme”.

Otra cosa es, claro está, que aquello que uno quiera estudiar no figure en la limitada lista de estudios que ofrece la Universidad balear. En este caso no hay privilegio que valga.

Leer más: Estudiantes de la UIB ven con “preocupación” el desprestigio universitario

El 49% de los estudiantes prefiere la península

Los datos, según algunos de los estudios realizados, son abrumadores. El 49% de los estudiantes mallorquines prefiere “desarrollar su carrera en la península”. Lo recoge un informe elaborado por la consultoría Círculo Formación en el que han participado 18.000 estudiantes de todo el país.

Por contra, un 34% quiere hacer la carrera en Baleares, y un 15% le encantaría irse al extranjero, fuera de España.

Un 51% haría las maletas para trabajar fuera

¿Dónde te gustaría trabajar en un futuro?, preguntaron a los estudiantes encuestados en Baleares y un 51% no cierra las puertas y no descarta hacer las maletas para irse al extranjero.

De estos, el 30 por ciento afirma que le es indiferente dónde trabajar y que se trasladaría donde encontrase empleo, mientras que un 21% lo buscaría fuera de España.

Ya no es tan bueno buscarse la vida en el extranjero

Hace cinco años, en el curso 2104-2014, subía hasta un 60% el porcentaje de estudiantes que podrían plantearse trabajar fuera de España, por lo en relación al estudio actual, la cifra habría bajado 9 puntos.

Está claro que la situación, muy precaria, en la que se encuentras muchos licenciados que han emigrado a otros países de la Unión Europea, o de otros puntos del planeta, ha cambiado la percepción que se tenía de del extranjero como una oportunidad.

Sueldos bajos e incluso agresiones en Reino Unido

Sueldos bajos y trabajos muy por debajo o que nada tienen que ver con la cualificación que poseen se han hecho virales en las redes, donde todo se publicita y todo se sabe.

La fuerte presión de la emigración ha colocado a los españoles y a ciudadanos de otros países en situaciones muy desagradables, por ejemplo en el Reino Unido tras la aprobación del Brexit, donde más de uno ha sido acosado y agredido verbalmente para que abandonara el país de su graciosa majestad.

La mujer que sale corriendo tras el agresor lo insulta en español y no duda en ir tras el británico que le da un puñetazo a su marido cuando iban en el metro de Londres.

Jubair Ahmed, el hombre agredido, explicaba en 2016 al Evening Standard que es un estudiante de finanzas de 31 años nacido en Bangladés y que se mudó a la capital británica en 2011. Kilian Ahmed, su mujer, la heroína de la grabación, ha estudiado en colegios de Sevilla y en su cuenta de Facebook explica que ha trabajado como guía turística y que en la actualidad se hace cargo de la empresa familiar.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.