El ‘acoso’ a familiares de guardias civiles en Mallorca traspasa fronteras

Las pancartas colocadas por la organización independentista Endavant Mallorca contra los guardias civiles en Baleares la pasada semana han sido el hilo conductor para que este conflicto planteado por la organización independentista haya traspasado las fronteras del archipiélago para convertirse ahora en una denuncia pública de la Asociación Española de Guardias Civiles (AECG) ante lo que denominan el “incremento del acoso a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y sus familias, incluido menores, que residen en las casas cuartel de Palma y Manacor”.

Según la AECG, “en las casas cuartel de Palma y de Manacor además de guardias civiles viven menores que sufren y son testigos de este acoso y estos actos pueden conllevarles secuelas psicológicas”.

Cataluña, Navarra y ahora Baleares

La Asociación de Guardias Civiles ha hecho su interpretación de los hechos y entiende que “este tipo de acciones se extienden porque tanto guardias civiles como policías nacionales no tienen reconocido el delito de odio, que es lo que están sufriendo en varias comunidades: Cataluña, Navarra, y ahora Baleares, para el Ministerio del Interior no hay delito de odio sino que es un delito de discriminación”.

Otra de las pancartas colocadas en Manacor por los independentistas de Endavant incitando a que los guardias civiles se vayan de Mallorca (Foto: Twitter)
Otra pancarta colocada en Manacor por Endavant incitando a que los guardias civiles se vayan de Mallorca (Foto: Twitter)

La AEGC ha calificado de “indignante” la falta de interés en la defensa y protección de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tanto por parte del Gobierno actual como de los anteriores.

“Pero resulta aún más grave, a nuestro juicio, el desamparo en el que dejan a nuestras familias y en el daño psicológico que pueden sufrir nuestros hijos por vivir esta situación de acoso y odio”, han destacado desde la Asociación.

¿Qué están haciendo las instituciones?

Es la pregunta que se hacen desde AEGC, sobre todo ¿qué se está haciendo desde instituciones relacionadas con los menores, como el Defensor del Menor y el Defensor del Pueblo?.

Comandancia de la Guardia Civil en Palma (Google Maps)
Comandancia de la Guardia Civil en Palma (Google Maps)

“Por eso exigimos a estas instituciones que actúen en defensa de los intereses de nuestros hijos y nuestras familias por las que el Ministerio del Interior y desde el Gobierno no muestran ningún interés en protegerlos”, añaden.

Modificar el Código Penal

Insisten, por tanto, que la única solución que cabe es modificar el Código Penal “para que se nos reconozca el delito de odio y de atentado a la autoridad”.

“No queremos que de colgar pancartas se llegue a situaciones de agresividad física”, manifiestan en alusión a las pancartas colocadas en las cercanías de los cuarteles de la Guardia Civil en Palma y Manacor.

Leer más: El verano de pintadas fascistas, independentistas y lazos amarillos

“Baleares sucursal de la Cataluña independentista”

Está claro que ningún partido de la comunidad autónoma balear ha incorporado a su discurso político y de denuncia el ‘acoso’ y muestras de ‘odio’ contra las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, salvo Ciudadanos.

Rosario Sánchez, la delegada del Gobierno, la primera por la derecha, acompañada del coronel Jaume Barceló en las fiestas de Campos
Rosario Sánchez, la delegada del Gobierno, la primera por la derecha, acompañada del coronel Jaume Barceló en Campos

Ni tan siquiera el PSIB-PSOE, cuya Delegación del Gobierno en Baleares está en manos socialistas, de la delegada Rosario Sánchez, se ha pronunciado contra estas pancartas, a pesar de que la gestión y control de los guardias civiles y de la policía nacional corren a su cargo, como representante del Gobierno central en las Islas.

Sus reacciones se circunscriben a las intervenciones de riesgo que realizan los efectivos de la Benemérita en Baleares, como el rescate de una niña en Alcúdia.

Pero los naranjas sí se han hecho eco de estos actos de Endavant, la organización independentista a la que pertenece la exparlamentaria de la CUP, huida a Suiza, Anna Gabriel.

Un día después de los actos de Endavant Mallorca, el portavoz de Cs en las Islas, Xavier Pericay, afirmaba que estas acciones “demuestran hasta qué punto Baleares se ha convertido en una sucursal de la Cataluña independentista”.

El turismo y ahora la Guardia Civil

Pericay lamentaba que “la degradación del espacio público está adquiriendo niveles alarmantes”, y que ahora el foco está puesto en la Guardia Civil y sus familias, y “ya no son solo las acciones contra el turismo o la permisividad con el delito en los casos de venta ambulante u ocupación de casas”.

¿Y el Pacte, qué hace?

Del mismo modo, Pericay ha manifestado su desacuerdo con “la actitud del Pacte” ante estas situaciones, y ha hecho hincapié en que “ahora los ciudadanos ya saben qué nos espera, corregido y aumentado, en los próximos años si esos partidos siguen gobernando”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.