Autopista Llucmajor-Campos: Terraferida apunta sus cañones contra MÉS

Terraferida ha fotografiado el área afectada de este desdoblamiento (Foto: Twitter)
Terraferida ha fotografiado el área afectada de este desdoblamiento (Foto: Twitter)

Los conservacionistas de Terraferida han ido ya directamente a por los soberanistas de MÉS per Mallorca una vez que sus dardos no han hecho ni la más mínima mella en el departamento insular de Territori, que lo dirige la socialista Mercedes Garrido en su guerra para evitar la autopista Llucmajor a Campos. Los soberanistas han quitado hierro al asunto, pero lo han hecho de tal manera que es imposible dar credibilidad a unas justificaciones que pueden hacer mucho daño en las elecciones del próximo año. Terraferida le recuerda al partido de Miquel Ensenyat que están incumpliendo el punto 74 de su programa.

Un punto en el que se recoge que MÉS per Mallorca se comprometía a suprimir las autopistas camufladas de desdoblamientos.

Terraferida ahora lanza cañonazos contra MÉS

Teniendo en cuenta que los soberanistas tienen un nicho de votos en las filas de simpatizantes y seguidores de Terraferida, deberá calibrar cuánto le puede costar en términos electorales haber dado su apoyo al proyecto de la autopista Llucmajor a Campos.

Y lo va a tener que hacer porque los conservacionistas han repasado el programa electoral de los de Ensenyat y les han recordado que el punto 74 habla claramente de “suprimir autopistas camufladas de desdoblamientos” y que en los Acords pel Canvi se especifica que se iba a redimensionar el proyecto.

Por lo que reprochan a MÉS, que “ninguno os ha obligado a votar este desastre y la obligación la tenéis con los votantes”.

En MÉS, rebajan tensión, pero nadie se lo cree

Que un partido intente rebajar la tensión cuando los ‘tiros’ van directamente a la línea de flotación de la formación como son sus electores o potenciales electores, es lógico. Lo que no lo es tanto es que utilicen un argumentario que nadie se cree, aunque sea reproducido por los medios de comunicación.

Y esto viene porque al ser preguntado el portavoz de MÉS per Mallorca en el Parlament, Josep Ferrà, por el polémico asunto, afirmaba que las críticas de los grupos ecologistas son “constructivas”, ya que al final “es parte de su trabajo” y ha destacado el “buen diálogo” con ellos, pues “siempre han aplaudido las buenas políticas” que ha hecho el partido.

Para después justificar que  “muchas veces” el Govern no puede implantar “todas las políticas que querría hacer”, y ha puesto como ejemplo precisamente el desdoblamiento de la carretera de Llucmajor-Campos, un “proyecto contrario al relato de MÉS” pero que el partido se ha visto “obligado” a aceptar.

¡Cuidado, que la tensión acaba de empezar! 

Para el próximo lunes 10 de septiembre se reúnen en la sede de la Obra Cultural Balear en Campos conservacionistas de diferentes asociaciones para intentar parar la construcción.

Leer más: ‘Sense Límits no hi ha Futur’, contra el desdoblamiento Llucmajor-Campos

Lo han anunciado en redes con mensajes tan directos como: “Si no queremos más heridas a la tierra, ni seguir perpetuando este modelo, es hora de moverse. #AraOMai”.

Desde ‘Tot Inclòs’ se habla de la última oportunidad que tienen para para las obras: “Es la última oportunidad para intentar parar este despropósito de proyecto que atenta contra el territorio y sigue fomentando y desarrollando un modelo de mobilidad insostenible, contaminante  que induce a más tráfico y más desarrollo urbanístico”.

Cartel anunciador de las movilizaciones que preparan los conservacionistas para parar la construcción de la autopista Llucmajor a Campos
Cartel anunciador de las movilizaciones que preparan los conservacionistas para parar la construcción de la autopista

La historia que ponen encima de la mesa desde el Consell de Mallorca tiene un pasado ligado a Matas

Todo arranca cuando Jaume Matas, en el 2004,  consiguió colar en un Consejo de Ministros las grandes y temidas autopistas para Mallorca y cuando Zapatero llegó a la Moncloa desde el PSIB se intentó revertir el asunto sin que se perdiera el dinero (toda la inversión prevista), por lo que se optó por construir carreteras convencionales.

Y el tramo Llucmajor-Campos estaba incluido en este convenio, aprobado por todos los integrantes del entonces pacto: PSIB, Bloc y UM.

El desdoblamiento de Llucmajor a Campos hay que adjudicárselo a Jaume Matas, ahora en prisión
El desdoblamiento de Llucmajor a Campos hay que adjudicárselo a Jaume Matas, ahora en prisión, según las fuentes

Por lo que las fuentes consultadas insisten en que no entienden la radicalización de los conservacionistas en un asunto viejo y, parecer ser, que irreversible.

Pintadas contra Garrido, ‘sospechoso’ antecedente 

Quienes explican a mallorcaconfidencial.com cómo se ha llegado a este punto, no logran encontrar lógica alguna a las reacciones de las que ha sido víctima el Consell de Mallorca, pero especialmente Mercedes Garrido, a quien el año pasado en verano, le dedicaron grandes pintadas de “muy mal gusto y totalmente ofensivas contra su persona”.

Pintadas contra la consellera insular Mercedes Garrido por su política de carreteras (Foto: Twitter)
Pintadas contra la consellera insular Mercedes Garrido por su política de carreteras (Foto: Twitter)

Pintadas alusivas al asfalto (carreteras) y que vislumbraban por dónde iba a ir la deriva de los detractores de Garrido y del departamento de Territori.

Pintadas que surgen, aseguran, de “un sector mucho más radical de los conservacionistas”, que nunca antes “habíamos vivido en esta tierra”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.