Carta del alcalde por las aguas fecales: El PP jugó con la salud de las personas

Antoni Noguera afirma que el PP jugó con la salud y la seguridad de las personas en la pasada legislatura
Antoni Noguera afirma que el PP jugó con la salud y la seguridad de las personas en la pasada legislatura

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha ha hecho pública este viernes de una carta dirigida a todos los ciudadanos en la que acusa al PP de no haber informado a la población durante la pasada legislatura de los vertidos a las playas que se produjeron y ha achacado a las infraestructuras obsoletas los episodios de este verano que han supuesto cinco cierres de las playas al baño.

Como ya ha hecho durante este verano, el primer edil de Palma la ha vuelto a emprender contra el gobierno del PP en Cort en la anterior legislatura, dirigido por Mateu Isern, para justificar los últimos 5 cierres de las playas de la capital balear por los residuos fecales y pluviales.

Los datos de Noguera que noquean al PP

Noguera ha defendido que el Ayuntamiento actúa “de forma ágil y eficiente” cada vez que hay un vertido y lo ha comparado con lo ocurrido en la legislatura anterior, cuando asegura que entre 2012 y 2014 hubo 31 episodios de vertido y solo se izaron banderas rojas para impedir el baño 5 veces y la mayoría por malas condiciones meteorológicas.

¿El PP jugó con la salud y la seguridad de las personas?

El alcalde asegura que durante la pasada legislatura, cuando gobernaba Palma el PP, “no había comunicación entre Emaya y el Servicio de Playas, ni entre éstos y la ciudadanía, no se comunicaban los vertidos ni se cerraban las playas, con todos los peligros que supone jugar con la salud y la seguridad de las personas”.

Según Noguera, desde 2015 cada vez que hay un vertido de aguas residuales o mixtas (pluviales y residuales), Emaya lo comunica al Servicio de Playas, se iza bandera roja, se toman muestras para comprobar el estado del agua y no se autoriza el baño hasta que sea considerada aptas, ha detallado en una carta a los medios, la segunda en quince días después de la que remitió para defender la actuación de Cort contra la venta ambulante.

Antecedentes preocupantes en la legislatura del popular Mateu Isern

Noguera ha detallado que, en 2012, hubo 13 episodios de vertidos pero se izó bandera roja una vez en Can Pere Antoni y otra en Ciutat Jardí y posiblemente por mal tiempo. En 2013 no hubo ninguna bandera roja que limitara el baño y sí 7 días de vertidos y en 2014 se izó la bandera roja en can Pere Antoni cuatro veces por mal tiempo y se registraron 11 días de vertidos.

Mateu Isern fue alcalde de Palma desde 2011 al 2015, y el actual gobierno afirma que en muchos los vertidos fecales no se puso la bandera roja
Mateu Isern exalcalde de Palma a quien el actual gobierno critica que en muchos vertidos fecales no se puso la bandera roja

Pero llegaron los soberanistas, socialistas y podemitas y todo cambió

Asegura que, en cambio, en 2015, año que empezó la actual legislatura, hubo 18 episodios de vertidos contaminantes y la bandera roja e izó en 19 ocasiones; en 2016, con 16 vertidos hubo bandera roja 18 días y en 2017 fueron 10 los vertidos y las mismas banderas.

Can Pere Antoni y Ciutat Jardí se han cerrado este verano hasta 5 veces
Can Pere Antoni y Ciutat Jardí se han cerrado este verano hasta 5 veces

En lo que va de año, ha habido vertidos 12 días, “todos ellos señalizados con bandera roja hasta que los resultados de las analíticas han indicado que el agua era apta para el baño”.

Leer más: Truyol pone en marcha el ventilador contra el PP por los vertidos fecales

Una depuradora obsoleta: ¿Por qué no se ha cambiado?

Noguera ha asegurado que la ciudad “tiene un déficit importante de infraestructuras en materia de saneamiento” y que la depuradora del Coll den Rabassa, de más de 40 años está obsoleta por lo que se producen “vertidos puntuales” cuando sobrepasa su capacidad.

Asegura al respecto que está en elaboración un anteproyecto para la nueva depuradora, adjudicado por el ministerio de Medio Ambiente, y Emaya ha adquirido los terrenos adyacentes a la actual para construirla, pero no indica cuándo se hará.

Antoni Noguera, alcalde de Palma, afirma que la depuradora del Coll d'en Rebassa está obsoleta (Foto: Google Maps)
Antoni Noguera, alcalde de Palma, afirma que la depuradora del Coll d’en Rebassa está obsoleta (Foto: Google Maps)

Además Cort firmó un protocolo de inversiones en saneamiento y depuración en 2017 con el Govern para destinar 35 millones de euros del canon de saneamiento a varias actuaciones, entre ellas la construcción de un colector de aguas mixtas para depurarlas y de un depósito de retención de agua para recoger la lluvia y evitar los vertidos. Noguera asegura que las obras podrían comenzar a final de año.

Ha destacado además la limpieza del colector de aguas pluviales de la Playa de Palma realizado por Emaya, con la extracción de 1.000 toneladas de fangos “que antes salían al mar”, provocaban episodios de contaminación e incluso algún cierre de puntos de la playa en 2015.

Leer más: Residuos fecales: Ahora Noguera contra Company

1 Comentario

  1. Es preciso dar la cara, y más en asuntos del culo. (Perdón por el símil), pero el pueblo administrado no es un truño más… Es una vergüenza tener estos problemas, en un lugar turístico y más en temporada alta.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.