El adolescente mallorquín Arón se recupera del trasplante de hígado

El niño Aron ya ha encontrado a un donante (Foto: Facebook)
El niño Aron ya ha encontrado a un donante (Foto: Facebook)

Se llama Arón y la buena noticia ha corrido por las redes como un halo de esperanza después de que su madre, Carmen Le-Senne, haya compartido que su hijo había recibido en Barcelona el trasplante de hígado que tanto necesitaba y por lo que tanto habían luchado.

Ingresado en el hospital catalán del Vall d’Ebron, el adolescente mallorquín ha sido intervenido en una larga operación de la que ahora se recupera.

aron trasplane de hígadoTras este ‘post’ hay todo un largo sufrimiento de una familia que había decidido utilizar la plataforma Change.org para lanzar una campaña con el objetivo de que el ministerio de Sanidad difundiera una carta informativa para preguntar a todos los españoles si quieren ser donantes de órganos, una medida que ya se realiza con éxito en países como Holanda.

Era una llamada de desesperación que comenzaba así:

“Mi hijo Arón es el niño de la foto. Tiene 14 años y un cáncer de hígado. Desde que esa enfermedad entró por la puerta de mi casa la felicidad salió por la ventana. La situación que estamos atravesando es muy dura: ingresos en el hospital, mil y una pruebas médicas, sesiones de quimioterapia… y mucho miedo. Pero intentamos ser fuertes y hacer todo lo posible por salvar a nuestro hijo. Por eso empezamos esta petición”.

“Arón necesita un transplante de hígado urgente, antes de que su tumor haga metástasis. Su padre y yo nos estamos haciendo pruebas para ver si podemos ser sus donantes en vida, pero el proceso es muy lento y quizás no seamos compatibles. Lo ideal sería un hígado de un donante fallecido. Estamos en lista de espera pero ese hígado no llega”. 

“Las noticias siempre dicen que en España somos líderes en donación de órganos, pero hay algo de lo que nadie habla: mientras que se supone que por Ley somos donantes salvo que hayamos expresado lo contrario, en España lo que cuenta a la hora de la verdad es la opinión de los familiares del fallecido. Excepto en un único caso: cuando el fallecido rellenó en vida su documento de instrucciones previas.  Si ese documento existe, ¿por qué casi nadie lo conoce?”.

Arón ya ha recibido el órgano que tanto necesitaba. En julio le diagnosticaron un cáncer de hígado. Le queda por delante un largo y esperanzador, sin duda, tiempo de recuperación, pero ahí queda el compromiso de su familia con todos los que esperan un órgano para seguir viviendo.

“Estoy conociendo a tantos bebés, niños y adultos que están en una lista de espera para seguir viviendo… que creo que nuestra obligación es pedir al Gobierno que facilite lo máximo posible la donación de órganos. Y que se nos pregunte a todos los españoles si queremos donar los nuestros. No olvidemos que mañana podríamos necesitarlo nosotros”. 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.