Vecinos Son Espanyolet: Noguera y un empresario noruego son los culpables

Un barrio en el que reina el silencio por la noche se ha tomado como un gran agravio que en menos de dos años Son Espanyolet se haya llenado de turistas que van y vienen con sus troley a las casas de cierto nivel que se han habilitado y que han roto la paz de una zona donde cada vez más se compran viejas viviendas y se reforman para el alquiler turístico. Los vecinos lo tienen claro: El culpable es un empresario noruego que se habría hecho con más de una quincena de edificios, pero al que miran directamente es al alcalde Antoni Noguera por permitir semejante intromisión en una zona residencial. MallorcaConfidencial ha pulsado la opinión de todos ellos.

Jóvenes, vecinos de mediana edad y mayores ponen en tela de juicio este alquiler vacacional masivo que ha entrado de lleno en sus tranquilas vidas con fiestas, baños en las piscinas, cenas y música. Pero también hay críticas a algún que otro vecino que alquilan sus casas, las mejores. Dicen que las que tienen mayor poder adquisitivo.

¿Vecinos contra vecinos?

Natalia, Reyes y Polina, son tres jóvenes que ponen encima de la mesa “lo irónico” que resulta que algunos vecinos, los que tienen mejores residencias, alquilen sus casas a los turistas. Sin embargo, también reconocen que el turismo ha entrado de lleno en un barrio en el que vive mucha gente mayor que necesita tranquilidad.

Los mayores se la tienen jurada al alcalde Noguera y a un enigmático empresario noruego

Y los más mayores, como Jaume, Gabriel, María de Lourdes y Miquela, hablan claro y dan todo tipo de detalles sobre lo que está pasando en un barrio antes tranquilo y ahora ruidoso y lleno de turistas que los ven como auténticos intrusos.

Cuentan a MallorcaConfidencial que hay un empresario noruego que se ha hecho con una quincena de casas de la zona, que las ha reformado y que las ha llenado de turistas. “Donde caben 12, entran 20 y son como hoteles”, se quejan estos dos matrimonios que no entienden cómo el alcalde Antoni Noguera ha permitido que zonas residenciales como Son Espanyolet se convierta en alojamientos turísticos.

Y le reprochan al soberanista Noguera, que si quiere alquiler turístico “que se los lleve a su casa, a su edificio o a su barrio”.

El barrio se ha llenado de carteles en contra del alquiler turístico

La mayoría coincide en que la regulación del alquiler vacacional tendría que ser más restrictiva en esta zona. No les importa que haya gente que alquile, pero lo que no están de acuerdo, como dice Francisca, en que “hay gente que se ha hecho con todo el barrio” par destinarlo al negocio turístico.

Las 7 de la tarde y una fiesta rompe la paz de la zona

“Yo trabajo en en el sector turístico y no me parece bien que alquilen casas”, comenta un joven que viene a visitar a su madre que vive en el barrio. “Hacen ruido, asegura, y éste no es su lugar. Yo trabajo en un hotel y opino que donde tienen que ir es a los hoteles”, afirma.

Y en ese instante, en la misma calle voces y música alteran el silencio existente. Se trata de una gran casa, que exteriormente no dispone de ningún cartel que indique que en ese edificio se alojan turistas.

Por la noche, MallorcaConfidencial comprueba que hay toda una manzana con diferentes casas, en las que hipotéticamente habría alojados turistas, ya que el aspecto exterior no denota que sean residencias destinadas a ese fin. En esa calle entrevistamos a Carmen que también nos cuenta que el barrio ya no es lo que era, en cuanto a tranquilidad.

Los vecinos que se libran de tener al lado turistas también se solidarizan

Es el caso de Andrés que conoce perfectamente el problema que se vive en el barrio porque se lo cuentan los vecinos y porque cuando pasea el perro ve lo que pasa.

Los carteles de un barrio en pie de guerra contra el turismo de alquiler

Los vecinos que no están de acuerdo con este cambio de 180 grados que ha dado el barrio de Son Espanyolet han colgado en sus balcones, puertas o edificios carteles en los que se puede leer: ‘Son Espanyolet residencial, no turístico”.

Diferentes viviendas en Son Espanyolet con los carteles en contra del alquiler turístico Foto: María Jesús Almendáriz)
Diferentes viviendas en Son Espanyolet con los carteles en contra del alquiler turístico Foto: María Jesús Almendáriz)

Las casas regularizadas lucen su placa en las fachadas

Es la diferencia entre las casas regularizadas y las que no lo están. Las oficialmente registradas en el censo del alquiler vacacional lucen al lado de la puerta la placa que informa que están reguladas y que tienen la licencia de vivienda para turistas, con las letras ETV, (Estancias Turísticas en Viviendas).

Los edificios que muestran esta placa están regularizados (Foto: María Jesús Almendáriz)
Los edificios que muestran esta placa están regularizados (Foto: María Jesús Almendáriz)

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.