España supera a Senegal y se medirá a Canadá en cuartos

Alba Torrens ha anotado 8 puntos
Alba Torrens ha anotado 8 puntos

La selección nacional femenina de baloncesto se ha clasificado este miércoles por la noche para los cuartos de final del Mundial que se está disputando en Tenerife tras superar a la revelación Senegal (63-48). La mallorquina Alba Torrens, que no ha formado parte del quinteto titular, ha anotado 8 puntos. Ahora, espera el viernes Canadá. 

La selección española de baloncesto se ha clasificado para cuartos de final del Mundial de Tenerife tras batir este miércoles a Senegal en su primer encuentro a vida a muerte (63-48), un compromiso que ha resultado más exigente de lo esperado y que no ha despejado las dudas de la anfitriona, que el viernes buscará las semifinales ante la potente Canadá.

Laura Nicholls (13 rebotes, 6 puntos), Astou Ndour (14 puntos) y Anna Cruz (11) fueron las mejores en esta primera eliminatoria que España resolvió con mucho sudor ante un encomiable rival que no dobló la rodilla hasta los minutos finales.

Ahora espera Canadá
Ahora espera Canadá

Tras la dura derrota ante Bélgica, la anfitriona cumplió el expediente, lidió con su ansiedad y ahora tendrá un día de descanso para preparar un cruce que se presume muy complicado ante una Canadá invicta en Tenerife.

Leer Más: La España de Alba Torrens se la juega esta noche ante Senegal

Muchos nervios

Tras el brillante debut ante Japón, España ya no ha vuelto a vivir ni un día tranquilo en la oficina. Sufrió un rato ante Puerto Rico, sufrió mucho ante Bélgica y algo se olió Senegal. En la primera aparición de su historia en un Mundial, apenas dos años después de perder por más de 50 puntos ante el equipo español en los Juegos de Río, la teórica comparsa salió creyéndoselo.

Astou Ndour dio el primer empujón ante sus compatriotas y España empezó dominando (10-5, min.5), pero enseguida volvieron los nervios. Mame Diouf, que metió tres triples sin fallo en el primer cuarto, regaló desparpajo y sus compañeras se contagiaron con un 5/6 detrás de la línea de 6,75. Y con su mejor jugadora, Astou Traore, casi inédita por molestias físicas.

España ha sufrido más de lo previsto para apear a Senegal (Foto: Europa Press)
España ha sufrido más de lo previsto para apear a Senegal (Foto: Europa Press)

Por tercer partido consecutivo, España perdía el primer cuarto. La sangría se alargó a un parcial de 0-9 que puso a las africanas con una máxima renta de siete puntos (18-25, min.12). La defensa en zona diseñada por Lucas Mondelo no funcionaba y en ataque la pelota volvía a quemar. Tuvo que ser de nuevo Nicholls, la jugadora más empleada por el seleccionador con diferencia (más de 31 minutos por partido), la que enseñara el camino con su garra.

Empate al descanso

Seca Marta Xargay, la máxima anotadora de España en el Mundial, entre la pívot santanderina y Ndour fueron royendo la desventaja. Cada punto costaba sangre.

Las senegalesas al fin reducían su estratosférico acierto con la mejoría defensiva impulsada por Queralt Casas. Marcador empatado al descanso (34-34) y sensaciones como mínimo no buenas en un día que se presumía relativamente cómodo para la anfitriona.

La subcampeona olímpica y mundial estaba obligada a despertar. La decepción que amenazaba era demasiado grande.

Otra cara tras regresar de los vestuarios

Y eso caló en el descanso. Con Laia Palau y Cristina Ouviña de inicio buscando mayor control del juego, España por fin encadenó cinco minutos buenos. Secó a su rival y se apuntó un parcial de 8-0, la primera bocanada de oxígeno puro para un ambiente que parecía viciarse por momentos (45-36, min.25).

Senegal, que solo anotó 14 puntos en toda la segunda parte, ya no encontraba tiros despejados y Nicholls cerraba el rebote con su voracidad habitual. Pero seguían faltando cosas. Xargay no anotaba, se escapaba alguna canasta fácil. Calma tensa, muy tensa, con el marcador que lucía a falta de diez minutos (46-40).

Las africanas, sin gasolina

Pero la suerte ya estaba echada. Para respiro del Santiago Martín Arena, a Senegal se le acabó la gasolina, España no perdonó la oportunidad y en el último cuarto por fin pudo disfrutar algo de tranquilidad.

Un triple de Anna Cruz rompió por primera vez la barrera de los diez puntos (53-43, min.33) y desde entonces el duelo rodó cuesta abajo para Mondelo y sus chicas, que se regalaron unos minutos de disfrute más que útiles para liberar tanta tensión acumulada en otro duelo alocado. Entre las dos selecciones cometieron 35 pérdidas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.