Son Banya clama ante Cort y denuncia al alcalde por prevaricación urbanística

Tensión en los exteriores de Cort
Tensión en los exteriores de Cort

Unos veinte vecinos de Son Banya han acudido este jueves por la mañana al Ajuntament de Palma con la intención de acceder al pleno como protesta por el desalojo y el derrumbe de las viviendas del poblado. 

La tensión de hace 24 horas se ha traslado desde Son Banya hasta Cort. Y es que esta mañana, unos veinte vecinos del poblado -incluyendo niños- han intentado acceder al pleno del Ajuntament de Palma para expresar su descontento por la política de desalojo del Consistorio.

Leer Más: Son Banya: Los vecinos consiguen paralizar más de tres horas las excavadoras

Los vecinos han intentado convencer a los agentes, quienes han formado un cordón policial formado por 15 efectivos. Finalmente, han cedido pemitiendo la entrada a su portavoz, Alejandro Cortés. Mientras, los presentes coreaban “Que se acaben los derribos hasta que el alcalde dé la cara”.

Cita con el alcalde 

Cortés ha hablado con la secretaria de la Alcaldía que finalmente le ha dado cita para una reunión con el alcalde el jueves 11 de octubre (víspera de festivo) a las 14.00 horas.

Los vecinos de Son Banya esperan que se paralicen los derrumbes, ya que están indignados de que el consistorio municipal “les deje sin casa”.

Leer Más: Cort paraliza el derribo de Son Banya tras las agresiones de unos vecinos

Cort insiste en que las obras de demolición continuarán y finalizarán en 2020

La consellera de Benestar i Drets Socials, Mercè Borràs, ha asegurado este jueves que las obras de demolición del poblado de Son Banya “continuarán” y “finalizarán en 2020”.

“Si acaban hoy bien y si no mañana, tenemos una orden judicial y un acuerdo con todas las fuerzas municipales”, ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación, después de que varias personas del poblado se hayan concentrado frente al Ajuntament.

La consellera de Benestar i Drets Socials, Mercè Borràs (Foto: Archivo)
La consellera de Benestar i Drets Socials, Mercè Borràs (Foto: Archivo)

En cuento a las quejas vecinales sobre la falta de opciones ofrecidas por Cort, Borràs ha explicado que “hay un programa bastante potente” que cuenta con “un equipo de trabajadores y técnicos sociales”.

No obstante, ha recordado que para poder acceder a las ayudas de este programa, es necesario “no tener causas pendientes con la justicia, en concreto causas penales por narcotráfico, así como no disponer de recursos”.

Por otro lado, ha aclarado que “la preocupación” del Ajuntament son “los 193 niños que hasta ahora vivían en el poblado”, de los cuales ha señalado que veinte ya no viven allí.

45 casas se echarán abajo en la primera fase

Se prevé que el operativo continúe los próximos días. Con las tres casas que se han empezado a derribar este miércoles, ya son 10 las que se han echado abajo de las 45 previstas en la primera fase del plan de desmantelamiento del poblado de Son Riera / Son Banya.

Una acción que ha permitido hasta ahora que 20 niños y 10 familias hayan salido del poblado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.