El Tribunal Superior de Justicia decide si suspende los exámenes de Sanidad

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares decide si suspende o no las oposiciones (Foto: María Jesús Almendáriz)
El Tribunal Superior de Justicia de Baleares decide si suspende o no las oposiciones (Foto: María Jesús Almendáriz)

El IbSalut tiene una patata caliente que le podría explotar en la cara por no abrir una vía de negociación cuando tuvo la oportunidad de hacerlo con los miles y miles de interinos (al menos casi la mitad de la plantilla) que están pendientes de las demandas que cuatro plataformas de profesionales de la Sanidad (médicos, tecnicos, psicólogos..) afectados han presentado. Una de ellas impugnando la Oferta Pública de Empleo (OPE) que convocó el Govern tras aprobar el decreto del catalán y que incluye la suspensión de los exámenes como medida cautelar. Y la otra para que el personal eventual sea considerado ‘estatutario fijo’ y no temporal.

La novedad es que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares se pronunciará antes de que tengan lugar las oposiciones previstas para finales de octubre y a las que se presentan, en esta convocatoria, técnicos de diferentes especialidades.

Los exámenes de los técnicos de laboratorio y de radiodiagnóstico están convocados para finales de octubre (Foto: CCOO)
Los exámenes de los técnicos de laboratorio y de radiodiagnóstico están convocados para finales de octubre (Foto: CCOO)

Fraude de ley

Los cuatro colectivos (médicos de familia, psicólogos clínicos, técnicos de radiodiagnóstico y técnicos de laboratorio) que han decidido plantar cara a la conselleria de Patricia Gómez tienen un elemento común: Son trabajadores estatutarios temporales que están en fraude de ley y que según la jurisprundencia y la doctrina administrativa en materia de Función Pública, deberían ser considerados fijos.

El trabajador estatutario, que es una modalidad del sector de la sanidad, sólo puede prestar servicios como máximo 3 años como temporal y después se tiene que presentar a oposiciones. Oposiciones que han brillado por su ausencia en Baleares desde hace muchos años.

El objetivo es que sean considerados fijos 

Consecuentemente el abogado que les lleva la causa, Pablo Alonso de Caso, ha presentado las dos demandas para que se les reconozca su derecho a ser considerados trabajadores ‘estatutarios fijos (una figura similar a la del funcionario de carrera).

Por eso el letrado en una de las demandas pide de forma subsidiaria que se abra un proceso de consolidación del puesto, en el que se realice un proceso de estabilización de la plantilla sin que acudan terceros, que no pueda presentarse nadie de la calle en este proceso interno.

La consellera de Salut, Patricia Gómez
La consellera de Salut, Patricia Gómez

“No nos pueden dejar en la cuneta”

“Es una injusticia que llevemos 10-15-20-30 y hasta 40 años trabajando por la salud de los ciudadanos y ahora nos dejen en la cuneta”, afirman los colectivos afectados. Y todo, subraya el abogado “por una mala gestión de la Administración”.

“Que se premie más la memoria de un recién licenciado a una persona que lleva años y años de servicio”

A todos los afectados no les queda más remedio que concurrir a las oposiciones, pero los más mayores se quejan de que no se puede premiar más la memoria por ejemplo de un joven recién salido de la Facultad a la hora de hacer determinados tests, “frente a personas que tienen una experiencia de intervención sanitaria excepcional”, mantiene el letrado.

Puede haber duplicidad para un mismo puesto

Si las oposiciones siguen adelante y sacan la plaza aspirantes nuevos y después la Justicia, tanto la balear, como la europea (hay pendiente un pronunciamiento a instancias de un juzgado de Madrid) da la razón a los temporales afectados, el IbSalut se puede encontrar con duplicidad de plantilla. Un gran error en la gestión “si se tienen en cuenta lo que supondría en cuanto a costes y organización”.

El director del IbSalut, Juli Fuster, en el centro de la imagen (Archivo)
El director del IbSalut, Juli Fuster, en el centro de la imagen (Archivo)

El IbSalut ha decidido tirar por la calle de en medio

El Institut Balear de la Salut que dirige Juli Fuster, el marido de la consellera Gómez, ha hecho caso omiso a las peticiones de los afectados “tanto desde el punto de vista humano, como desde el punto de vista jurídico, por lo que han decidido tirar adelante con sus pretensiones”, puntualiza el letrado que les lleva la causa.

Muy pendientes también de lo que decida Europa

Sin embargo el Govern de Francina Armengol debe estar pendiente del tsunami que se les viene encima si finalmente el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncia sobre la consulta que le remitió un juzgado de lo contencioso de Madrid para que resuelva si la Administración Pública española tiene la obligación de hacer personal fijo a los trabajadores que llevan más de 3 años concatenando o enlazando contratos eventuales, interinos o de sustitución.

Si Europa decide que todos los eventuales de la Sanidad balear deben ser fijos, la decisión afectaría al 40 por ciento de la plantilla, miles y miles de trabajadores. La Sanidad balear tiene una plantilla de 16.000 trabajadores.

Leer más: Los otros problemas del sector de la Sanidad

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.