Abogados: un recurso fundamental

Ninguno de nosotros está exento de que nos ocurra algún imprevisto. Situaciones como sufrir un accidente, tener que cambiar de empleo o vernos en un problema simplemente por estar en algún sitio pueden hacer que nos haga falta asesoramiento profesional. Incluso en situaciones que estamos planeando, la cantidad de leyes que existen para todo exigen que al menos se haga una consulta a un abogado para evitar que en el futuro algo vaya mal.

Una palabra que causa respeto

Lo cierto es que escuchar la palabra abogado hace que sintamos cierto temor. En parte porque se relaciona con haber cometido un delito, refiriéndonos en concreto a un abogado penalista. Aunque lo cierto es que las ramas del derecho son muy variadas, y abarcan prácticamente todos los ámbitos de la vida.

En cualquier caso, en la época en la que estamos un abogado debe verse como un consejero, alguien en quien confiar para poder dar los pasos adecuados en todo tipo de materias.

Claves para la elección de un abogado

Hay quien piensa que un abogado solo es necesario cuando se tiene un problema. Es evidente que si surge alguno hará falta contar con un profesional. Pero también se puede ver como un modo de protegerse antes de que ocurran, una acción preventiva que permita eliminar en buena medida los riesgos y realizar acciones bien encaminadas.

Del mismo modo en que se pide cita con un médico para evitar el riesgo de padecer enfermedades, consultar a un abogado penal ayuda a eliminar el peligro de incurrir en acciones que después nos pasen factura.

Para dar con el abogado adecuado es importante fijarse en algunos aspectos. El primero es que sea alguien que inspire confianza, ya que seguramente las consultas incluyen información sensible que debe manejarse con cuidado, y de la que no querremos que se enteren más personas de las necesarias.

También es importante conocer lo que opinan otras personas, como familiares o amigos, que hayan tratado antes con este abogado. Internet también puede ser un buen método para conocer las impresiones de los usuarios. Y sobre todo, que tenga experiencia en la rama del derecho que compete a nuestro caso. De estas tres cosas depende en buena medida la elección de un buen bogado.

La mejor manera de evitar complicaciones

Si volvemos a comparar la figura de un abogado con la de un profesional de la salud, es evidente que no hay motivos para sentir miedo a la hora de acudir a él. De hecho, si vamos a un abogado cuando el problema es evidente, ocurrirá algo parecido a cuando vamos de urgencias por un problema de salud grave.

La situación puede llegar a buen término, pero la cantidad de complicaciones que surgirán hace que todo sea más traumático e incluso que aparezcan otras cosas que lo hagan aún más difícil. Una consulta preventiva evita estos extremos, de modo que en caso de duda lo mejor es consultar.

Castell Abogados, profesionales a tu servicio

Con el fin de prestar el mejor servicio a quienes tengan dudas o necesiten sus servicios, Castell Abogados se ha convertido en un despacho multidisciplinar, que abarca la mayoría de situaciones que pueden requerir el asesoramiento y representación de un experto.

En la nueva web del despacho se enumeran las diferentes áreas en las que trabajan, como todo lo relativo a fincas, derecho de familia, extranjería, inversiones, asuntos penales, etc. Un bufete orientado a atender cualquier necesidad por parte de clientes particulares o empresas, tanto a nivel informativo como en los casos en los que se necesita acudir con un experto.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.