Una testigo asegura que Nadia le contó que nunca se había tratado en EEUU

Los padres de Nadia en el juicio, en el que han negado todo lo que les preguntaba el Fiscal
Los padres de Nadia en el juicio, en el que han negado todo lo que les preguntaba el Fiscal

Una vecina de Fígols (Lleida) que cuidó a la menor Nadia cuando detuvieron a sus padres, acusados de presunta estafa al recaudar dinero para tratar a su hija en Houston de tricotiosdistrofia, ha explicado en el juicio que la menor le contó que solo había viajado a París y a Mallorca, y que nunca había estado en Estados Unidos.

Esta vecina, M.C., madre de una niña del colegio al que acudía Nadia, ha sido una de los testigos que han declarado este miércoles en el juicio en la Audiencia de Lleida, en el que la Fiscalía pide seis años de cárcel para el matrimonio.

Pérdida de la custodia

Ha relatado que la menor pasó en su casa la noche del 7 de diciembre de 2016, cuando los Mossos d’Esquadra detuvieron a sus padres, y que la madre, Margarita Garau, durmió en la comisaría de la Seu d’Urgell y quedó en libertad, mientras el padre fue enviado a prisión preventiva.

Según su relato, la madre la llamó el día que la detuvieron y le pidió si podía recoger a Nadia y cuando entró en la comisaría vio a la madre fumando y a Nadia jugando con una agente de los Mossos d’Esquadra, y se llevó a la menor a su casa. Los padres perdieron tras estos hechos la custodia de la menor.

Los padres de Nadia duranrte el juicio
Los padres de Nadia duranrte el juicio

La niña sufría alzheimer

Ha recordado que ella y su marido muchas veces le habían propuesto al matrimonio que Nadia se quedara a dormir en su casa y que siempre les respondían que no era posible porque la pequeña tenía Alzheimer y cuando se despertaba, durante unos diez minutos, no reconocía a nadie.

“Llegamos a casa, Nadia cenó, le puse un colchón al lado de mi hija, durmió once horas, se despertó y me llamó por mi nombre, pensé que eran unos pedazos de estafadores profesionales”, ha relatado.

Buenos coches, buena vida

En su declaración ha explicado que conoció a la familia en el cumpleaños de su hija, un mes de septiembre y que durante el primer año, Fernando Blanco y Margarita Garau solían invitar a su familia a restaurantes.

Ha dicho que ambos llevaban buena vida y tenían buenos coches y que un año después de conocerse empezaron a explicar que necesitaban dinero para operar a la niña y que el padre tenía cáncer.

Leer más: Unos 30 testigos citados a declarar

“Han mentido los dos”

“Lo decían indistintamente, pero él llevaba la voz cantante. Han mentido los dos, Marga ha mentido igual que él”, ha afirmado.

Ha contado que en vísperas una fechas navideñas, antes de celebrar un belén viviente en el colegio, en la reunión en la que se repartieron los papeles de los niños Garau se puso a llorar y dijo que agradecía mucho que le dieran a su hija el papel de ángel, pero que seguro que no llegaría a Navidad si no tenían el dinero para operarla.

Estafa famosos

Durante la sesión de este miércoles, varios testigos han dicho sentirse estafados por el matrimonio, como una mujer que ha contado que donó una bicicleta para una subasta y que algunos famosos colaboraban, precisando que la modelo Judit Mascó donó un jersey y una pulsera.

Un dermatólogo del Hospital Clínic de Barcelona ha declarado que conoce casos de personas con la enfermedad de Nadia que superan los cuarenta años y que hasta donde él sabe “no hay un remedio curativo”.

La enfermedad de Nadia no es terminal

Ha explicado que analizó cabello de la niña, incluso había traído una muestra de pelo a la sala de vistas, y ha remarcado que en los casos que él conoce no hay ningún paciente que falleciera antes de los diez años.

Otros médicos, en la misma línea, han explicado que la enfermedad, que genera alteraciones cutáneas y de desarrollo, no es terminal.

Leer más: Exhibicionismo y pornografía infantil

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.