Miguel Adrover, Premio Nacional de Diseño de Moda 2018

El diseñador mallorquín Miguel Adrover
El diseñador mallorquín Miguel Adrover

El diseñador mallorquín Miguel Adrover ha sido galardonado este jueves con el Premio Nacional de Diseño de Moda 2018 que otorga el Ministerio de Cultura y Deporte y que está dotado con 30.000 euros. A pesar de salir de la primera línea de la moda hace algunos años, sus creaciones siguen formando parte de grandes exposiciones de moda y algunas de sus piezas se encuentran en museos tan importantes como el Metropolitan de Nueva York o el Victoria and Albert de Londres. 

El jurado ha elegido a Adrover, apartado desde hace varios años de la primera línea del diseño, por “el profundo impacto que ha causado en el mundo de la moda, por el compromiso social y la capacidad reflexiva de su trabajo y por la vigencia atemporal de su discurso en el marco de la creación contemporánea”.

También ha valorado el trabajo de un “artista iconoclasta ampliamente reconocido por la crítica internacional”, y añade “su huella sigue presente en la vanguardia de la moda”.

Revolucionó la moda en los años 90

Nacido en Mallorca, en 1965, Miguel Adrover vivió en Londres y, a principios de los años noventa, se mudó a Nueva York, donde empezó a diseñar con prendas recicladas. Algunos de sus primeros diseños que alcanzaron gran fama fueron los vestidos a base de piezas de Burberry y reinterpretaciones de bolsos de Louis Vuitton.

Su estilo de deconstrucción autodidacta se convirtió en diseño de vanguardia, donde prevalecían los volúmenes con fuerte contenido y alegorías sobre la industria de la moda, y un nuevo concepto artístico donde tenía cabida la segunda vida de las prendas.

A lo largo de su carrera, Adrover ha recibido numerosas distinciones
A lo largo de su carrera, Adrover ha recibido numerosas distinciones

En 1995 abrió la tienda Horn junto a su socio Douglas Hobbs, que le permitió presentar todo tipo de propuestas, entre las que se encontraban las creaciones de un joven Alexander McQueen. En 1999 presentó su primera colección ‘Manaus-Chiapas-NYC’ y, poco después, ‘Midtown’, ampliamente aclamadas por la crítica, lo que le permitió contar con el respaldo de Pegasus Apparel Group.

Un artista internacional

A principios del año 2000 recibió el prestigioso Premio Perry Ellis al mejor diseñador emergente. Sin embargo, al año siguiente presentó ‘Utopía’, una colección basada en la sociedad y cultura de los países islámicos, que no contó con el apoyo de la crítica y propició el alejamiento de Adrover del mundo de la moda.

El diseñador se mudó a Egipto y, en 2004, volvió a su Mallorca natal donde fundó un bar mientras seguía trabajando en su taller. Poco tiempo después inició una colaboración con la marca alemana de ropa ecológica Hess Nature que perduró hasta 2013. En 2010 presentó una nueva colección en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York.

Sigue mantiendo su marca

“La moda es un negocio para que la economía de los países funcione, y sólo incita al consumismo, pero no ayuda a la gente que viste la ropa a sentirse bien”, manifestó para argumentar su necesidad de crear con textiles de segunda mano, prendas desechadas a las que él les daba un uso nuevo, un nuevo concepto hasta entonces inexplorado.

Aunque sigue manteniendo su marca, Adrover salió de la primera línea de la moda hace algunos años, pero sus creaciones siguen formando parte de grandes exposiciones de moda y algunas de sus piezas se encuentran en museos tan importantes como el Metropolitan de Nueva York o el Victoria and Albert de Londres.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.