“Convirtieron la vida de Nadia en una lotería que siempre tocaba”

Fernando Blanco, padre de Nadia (Foto: Europa Press)
Fernando Blanco, padre de Nadia (Foto: Europa Press)

El padre de la menor Nadia, Fernando Blanco, juzgado por presunta estafa al recaudar dinero para tratar a su hija en Houston (EE UU) de tricotiosdistrofia, ha utilizado en el juicio su turno de última palabra y ha afirmado que el fiscal, al pedir seis años de cárcel para él y para su mujer, lo que pide “es condenar a Nadia”.

Fernando Blanco ha tomado este viernes la palabra en el juicio por presunta estafa al recaudar dinero para tratar a su hija, Nadia, en Houston (EE UU) de tricotiosdistrofia. “No son lágrimas de cocodrilo, intento mantenerme firme, nunca he hecho nada de actor ni cine, mi mujer siempre ha hecho lo que yo le he dicho, nunca me ha pedido ningún papel”, ha confesado entre lágrimas.

Leer Más: Una testigo asegura que Nadia le contó que nunca se había tratado en EEUU

La versión de la madre

Su esposa, Marga Garau, también acusada en el juicio, ha afirmado que nunca ha utilizado a su hija, “la cuidaba como buena madre que creo que soy, mi hija me necesita mucho, Fernando es buen padre”.

Los padres de Nadia durante el juicio
Los padres de Nadia durante el juicio

“Yo solo quiero añadir, después de haber oído las acusaciones del fiscal y los testigos que mi único objetivo es ver a mi hija y estar con ella”, ha asegurado.

“Inicié todo esto para ayudar a mi hija y que tuviera una larga vida, todos los médicos a los que fui me dijeron que no tenía ninguna cura y que iría a peor y siempre he dicho lo que me decían ellos” ha agregado Blanco.

“Mi mujer creía lo que yo le decía”

“¿Qué lo podría haber hecho mejor?, seguramente” ha reconocido el padre antes de asegurar que su mujer siempre ha hecho lo que ha podido por su hija, que cuando ambos oyeron al médico que les dio el diagnóstico, fue él el que se puso al frente de todo por su hija, y que su mujer firmaba lo que él le ponía.

«Mi mujer creía lo que yo le decía» ha insistido Blanco antes de explicar que su mujer confiaba siempre en él y que al final empezó a «devolver el dinero».

Garau, además de decir que Fernando es un buen padre, que nunca ha utilizado a la niña y que su hija la necesita, ha insistido en que ella confiaba en lo que le decía el padre.

La absolución de la madre

“Yo necesito recuperar a mi hija, y mi hija me necesita mucho a mí”, ha señalado la madre y su abogado, Alberto Martín, ha pedido al tribunal que su cliente recupere la tutela de la niña y la absolución o la sentencia más favorable, así como que no tenga que ingresar en prisión.

Fernando Blanco y Margalida Garau sujetando a la pequeña Nadia (Foto: Archivo)
Fernando Blanco y Margalida Garau sujetando a la pequeña Nadia (Foto: Archivo)

El letrado ha pedido la absolución de la madre y ha señalado que, en caso de que el tribunal considere que ha sido cómplice, tenga en cuenta una sentencia de la Audiencia de Baleares que considera que una unión matrimonial no supone de por sí autoría o participación en los hechos, refiriéndose de este modo a la del caso Nóos, según ha explicado el abogado.

Más éxito como actor

El abogado del padre, por su parte, ha solicitado que su cliente, en prisión provisional desde diciembre de 2016 salga de la cárcel hasta que salga la sentencia, una cuestión a la que la Fiscalía se ha opuesto y que el tribunal decidirá en unos días.

En el juicio, que ha durado cuatro días, el fiscal ha dicho que como actor, Fernando Blanco “hubiera tenido más éxito que en estas lides” y que el padre y la madre “convirtieron la desgracia en su modo de vida”, ya que hicieron de ella “una lotería”, en sus palabras, “que siempre les tocaba”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.