Un joven bajo los efectos de las drogas fractura una costilla a un sanitario

El presunto agresor tuvo que ser reducido por agentes de la Policía Local y la Guardia Civil
El presunto agresor tuvo que ser reducido por agentes de la Policía Local y la Guardia Civil

El fin de semana se ha saldado con una nueva agresión a un técnico del 061 cuando atendía una emergencia. Ha ocurrido esta pasada madrugada cuando un joven de 19 años bajos los efectos de las drogas ha agredido al técnico que intentaba atenderlo en el municipio ibicenco de Sant Antoni. Desde Salut han condenado la agresión.

Con la reforma del Código penal, el presunto agresor se puede enfrentar a penas de hasta 4 años de prisión.

Bajo los efectos de estupefacientes

A las 05,48 horas de este domingo, el 061 recibió un aviso para atender a un joven de 19 años en estado de agitación y pánico. Al llegar, la unidad de Apoyo Vital Básico (SVB) encontró al joven encima de los coches aparcados e  intentaron convencerle (estaba bajo los efectos de estupefacientes) pero no les hizo caso.

Dio una patada y le fracturó la costilla al técnico del 061

Avisaron a otra unidad de Soporte Vital Avanzado (SVA) que llegó con la Guardia Civil.

Al ver que el joven no respondía a la demanda de los sanitarios ni de los cuerpos de seguridad, Policía Municipal y Guardia Civil , intentaron reducirlo para atenderle y en este momento con una fuerte patada alcanzó al técnico del 061 provocándole una fractura de costilla.

Finalmente el paciente fue trasladado por la unidad de Apoyo Vital Avanzado (SVA) al Hospital Can Misses.

El presunto agresor fue trasladado finalmente al hospital ibicenco de Can Mises
El presunto agresor fue trasladado finalmente al hospital ibicenco de Can Mises (Foto: Archvo)

Leer más: Se incrementan en más del 40% las agresiones físicas a personal sanitario

Reforma del Código Penal: Son 4 años de cárcel para el agresor

Hay que recordar que desde la reforma del Código penal (marzo de 2015) el personal del sistema sanitario público es considerado “autoridad pública”, y prevé una pena de hasta cuatro años de prisión para el agresor. El Servicio de Salut exigirá el máximo rigor en la aplicación de la ley.

Salut condena la agresión y ha activado al protocolo para atender a la víctima

La conselleria de Salut, el IbSalut y la Gerencia del 061 condenan enérgicamente cualquier agresión, verbal o física, a los profesionales del sistema sanitario público. El Servicio de Salut ha activado el protocolo previsto para estos casos, ofreciendo asistencia sanitaria y apoyo jurídico y psicológico a la profesional afectada.

Leer más: Salut diseña consultas antiagresiones

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.