Rafal Nadal, también con botas y pala quitando barro

En un día como hoy y con la tragedia todavía en la retina de todos por las 10 víctimas mortales y el niño de 5 años desaparecido, muchas son las caras que se han dejado ver en las zonas afectadadas, la mayoría del mundo político para visitar y hacer una evaluación de lo que ha ocurrido tras la torrentada. Sin embargo hay otras caras conocidas, como la del tenista Rafa Nadal, que además de ceder su Centro deportivo y su Academia para los afectados, se ha puesto las botas y ha cogido una pala para sacar el barro de un taller mecánico de Sant Llorenç des Cardassar.

Lógicamente tanto el vídeo, como las fotos que le han hecho periodistas y ciudadanos anónimos al manacorí universal se han abierto camino en las redes sociales a toda velocidad y sus seguidores ya lo están calificando como “un ejemplo a seguir” también en lo solidario.

La solidaridad de Rafa

El número 1 del tenis mundial, en estos momentos de tragedia que vive la isla que lo vio nacer, ha mostrado su parte más solidaria cediendo su Centro deportivo de Manacor y la Academia del ‘Rafa Nadal Sports Centre’ para alojar a los vecinos que no pudieron llegar a sus casas a dormir la noche del martes, y ahora lo ha cedido para los efectivos del Ejército que todavía están llegando a Mallorca para colaborar en las tareas de limpieza y achiques de agua en las zonas afectadas.

El de Manacor ha ofrecido a las víctimas de las inundaciones, las habitaciones de sus instalaciones en la academia que lleva su nombre. “Nuestras más sinceras condolencias a los familiares de los fallecidos por las inundaciones de San Llorenç”, ha publicado la Academia de Nadal en su cuenta oficial de ‘Twitter’.

Pero lo que realmente está dando la vuelta al mundo es ver al manacorí con botas y una pala quitando el barro de un taller mecánico de Sant Llorenç des Cardassar, el pueblo más afectado por las mortales torrentadas.

Ha llegado a las 15:00 horas y dos horas después seguía trabajando

El tenista ha llegado sobre las tres de la tarde de este miércoles y según han comentado vecinos del pueblo, dos horas después todavía seguía sacando el barro del taller, donde el agua ha alcanzado hasta los dos metros de altura.

Nadal, que ha estado acompañado de su fisioterapeuta Rafael Maymó, ha ayudado a la retirada de escombros y barro y también ha estado hablando y dando ánimos a los vecinos de la zona. El número uno del mundo del tenis ha mostrado su disposición absoluta.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.