Cae de un piso 27 cuando intentaba hacerse un selfie

El deseo de tomar una foto única ha acabado con la vida de más de 200 personas en la última década. Acantalidos, edificos, montañas y puentes, suelen ser los escenarios malditos en lo que muchos, sin saberlo, canjean su futuro por una instántanea que termina siendo funesta. 

El pasado fin de semana una turista portuguesa falleció en Panamá después de que una racha de viento le hiciera perder el equilibrio y cayera desde un piso 27º en el sector residencial de El Cangrejo, en Ciudad de Panamá, cuando trataba de hacerse un selfi sentada en la barandilla del balcón.

La turista portuguesa cayó desde una altura de 27 pisos
La turista portuguesa cayó desde una altura de 27 pisos

El vídeo, grabado desde un edificio cercano, se ha convertido en viral a pesar de la dureza de las imágenes.

259 víctimas entre 2011 y 2017

La moda de los selfies se ha cobrado, según un estudio global realizado por investigadores de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, un total de 259 víctimas desde 2011 hasta 2017.

La publicación recomienda tomar cartas en el asunto y delimitar “zonas sin autofotos” en lugares peligrosos para reducir las víctimas de esta moda millennial.

Leer Más: Un hombre se lanza desde un helicóptero en s’ Illot des Toro para hacerse un ‘selfie’

La edad media de las víctimas fue de 22 años, con un rango de entre 10 a 68 años. Alrededor del 72,5% (153) del total de muertes fueron hombres y el 27,5%, en mujeres. El mayor número de incidentes con selfis han tenido lugar en la India, seguido por Rusia, Estados Unidos y Pakistán. España se sitúa en el pelotón del medio, con 4 muertes tratando de ser original en Instagram.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.