Mallorca se despide esta tarde de las víctimas de la riada

El Rey abrazando a un joven llorencí el pasado viernes
El Rey abrazando a un joven llorencí el pasado viernes

La Parroquia de Nostra Senyora dels Dolors de Manacor acogerá esta tarde, a partir de las 19 horas, el funeral por las 12 víctimas de las inundaciones que azotaron el Llevant de la Isla hace ocho días. Los Reyes Felipe y Letizia presidirán el acto. Ambos ya se desplazaron el pasado viernes a Sant Llorenç des Cardassar, donde conversaron con los vecinos que les esperaban en las calles con motivo de la visita. El Rey manifestó su “enorme orgullo” por la solidaridad “impresionante” de los miles de voluntarios que acudieron a ayudar.

Mallorca se despedirá esta tarde de las 12 personas que perdieron la vida el pasado martes a consecuencia de una tormenta mortal que provocó una torrentada capaz de arrasar con más de 300 viviendas y 30 comercios en la localidad de Sant Llorenç.

La misa, que se llevará a cabo en la Parroquia de Nostra Senyora dels Dolors de Manacor, la presidirá el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull.

12 víctimas mortales… y un desaparecido 

La riada acabó con la vida de una docena de personas. Una lista que puede incrementarse pues todavía el operativo de búsqueda no ha encontrado al pequeño Arthur, cuya madre murió tras salvar la vida de su otra hija.

El pollencí Bernardí Estelrich Santandreu fue la primera de las víctimas. Tenía 83 años y vivía solo.

Rafel Gili (71), que fue alcalde de Artà, falleció sepultado por una pared de su propio garage mientras a Joana Ballester (89) la encontró su hijo muerta en la cama.

Gili y Mesquida, dos de los fallecidos
Gili y Mesquida, dos de los fallecidos

A Biel Mesquida (56), la riada le sorprendió cuando estaba regresando a su domicilio y a la anciana holandesa Tine Noig Orotella (80) la arrastró la fuerza del agua.

El taxista Juan Grande Sillero, conocido como `Moncho´ (62) murió de camino a un hotel de Cala Bona junto a los dos pasajeros que portaba en su vehículo: el matrimonio Green, formado por Anthony (77) y Delia (75). Los había recogido en el Aeroport de Sant Joan.

Los Kircher, Mike (61) y Petra (63), murieron cuando ambos circulaban a bordo de su Ford Focus entre Capdepera y Artà, en un punto alejado del torrente de Sant Llorenç.

Joana Lliteras Planas tenía 41 años y tras ser arrastrada por la torrentada con su hijo de 5 años fue encontrada muerta (Foto: Facebook)
Joana Lliteras Planas tenía 41 años y tras ser arrastrada por la torrentada con su hijo de 5 años fue encontrada muerta (Foto: Facebook)

Por su parte, el periodista teutón Andreas Körlin (57) no llegó nunca a recoger a un amigo con su Skoda Yeti y la farmaceútica de Manacor, Joana Lliteras (40), sacrificó su vida para salvar la de su hija Úrsula.

Los Reyes presidirán el acto 

El pasado viernes, después de presidir en el Palacio Real de Madrid la recepción por el Día de la Fiesta Nacional, los Reyes acudieron a Sant Llorenç, a unos 13 kilómetros de Manacor, para expresar su pesar y su solidaridad a los afectados, así como para manifestar su apoyo a los responsables de los diferentes cuerpos de seguridad que participan en las labores de limpieza y rescate.

Durante una hora y media, don Felipe y doña Letizia saludaron uno a uno a cientos de vecinos, que les relataron cómo vivieron el violento desbordamiento del torrente de Ses Planes, cuáles fueron los daños materiales sufridos y, en algunos casos, cuál era su relación con algunas de las personas que perdieron la vida.

Los Reyes en una de las casas afectadas por la torrentada en Sant Llorenç (Foto: Casa Real)
Los Reyes en una de las casas afectadas por la torrentada en Sant Llorenç (Foto: Casa Real)

Acompañados por el ministro de Ciencia, Educación y Universidades, Pedro Duque, y la presidenta balear, Francina Armengol, los Reyes comprobaron además personalmente el estado de algunas de las plantas bajas que habían quedado anegadas por las lluvias torrenciales.

“Nos vamos con un mensaje y con una imagen muy positiva de la enorme capacidad de superación y de solidaridad”, comentó don Felipe a los periodistas durante esta visita, antes de añadir: “Uno se da cuenta de la dimensión de la tragedia en un sitio tan pequeño y de forma tan concentrada”.

Felipe y Letizia, el pasado viernes en Sant Llorenç
Felipe y Letizia, el pasado viernes en Sant Llorenç

Al día siguiente de la tragedia, el Rey telefoneó a Armengol para expresarle su pesar, su solidaridad con las familias y su apoyo a los afectados, en una conversación en la que la jefa del Ejecutivo autonómico trasladó al monarca “la evolución de la tragedia de Sant Llorenç»”, según explicó ella misma en su cuenta oficial de Twitter.

Leer Más: Los Reyes visitan varias casas de Sant Llorenç y conversan con los vecinos

Además, los Reyes hicieron público, también a través de Twitter, el siguiente mensaje: «La desolación y la tragedia para las familias de las víctimas y afectados de Sant Llorenç y otras zonas de Mallorca tiene difícil consuelo. Hagamos todo lo posible para ayudarles a superarlo con la solidaridad que merecen de toda España”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.