Lorenzo está triste

Jorge Lorenzo haciendo ejercicio con la férula en la muñeca (Foto;: Twitter)
Jorge Lorenzo haciendo ejercicio con la férula en la muñeca (Foto;: Twitter)

Jorge Lorenzo (Ducati Desmosedici GP18) ha dicho estar “decepcionado y un poco triste”, ante la posibilidad de no estar en condiciones de disputar la carrera en el circuito de Motegi, escenario este próximo fin de semana del Gran Premio de Japón de MotoGP. “Dentro de lo aparatoso que fue la caída (la de Tailandia), estaba aliviado por saber que no había ido a peor, sobre todo el pie, aunque no sabía lo de la muñeca. Me dolía, pero pensaba que no tenía nada roto”, ha explicado el mallorquín.

“Los rayos X demostraron que no, pero luego el escáner sí que mostró que había esa fractura (en el radio izquierdo) que no parecía completa, pero que estaba ahí”, ha subrayado el piloto de Ducati.

Jorge Lorenzo firma autógrafos a sus seguidores japoneses (Foto: Twitter)
Jorge Lorenzo firma autógrafos a sus seguidores japoneses (Foto: Twitter)

La lesión no ha mejorado

“Me puse una férula, me la fui quitando progresivamente y empecé a hacer natación y algún ejercicio, pero cuando forzaba la muñeca me dolía y en los últimos días no ha mejorado prácticamente la lesión; el dolor se mantenía y las sensaciones malas, así que cuando llegué al circuito decidí hacerme otro escáner en Mito, que demuestra que la lesión no ha mejorado y que incluso se ve fracturada por completo”, ha dicho Jorge Lorenzo.

Estoy triste

“Me encuentro triste, porque éste es un circuito de los que más me gusta y en el que podía hacerlo bien, pero va a ser complicado hacerlo bien. Voy a intentar probar mañana (por este viernes)”, ha reconocido.

Jorge Lorenzo comentó que ni siquiera entre los médicos hubo acuerdo en el tratamiento. “Dependiendo de con quién hablara me decía que tuviera la férula siempre, otros que me la quitase a los dos días y otros a la semana. Unos dicen que mover la muñeca es lo mejor… Era difícil cumplir una rutina”.

He hecho todo lo que he podido

“Hice lo que pensaba que tenía que hacer. Llevé cuatro o cinco días la férula y me la fui quitando progresivamente, empezando a hacer un poco de ejercicio para no perder el tono y estar aquí al máximo de forma que podía estar”, asegura Lorenzo.

“Las sensaciones no son buenas, pero ya que estoy aquí hay que probar y quizás me sorprenda, porque a veces te subes en la moto y te puedes sorprender, pero no espero encontrarme muy bien”, ha comentado el piloto de Palma.

Leer más: Lorenzo está rabioso con Márquez porque le ha arruinado la carrera

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.