Un avión que unía Palma con Santiago casi choca con otro este octubre

Este grave incidente ocurrió en la tarde del pasado 2 de octubre (Foto: Archivo)
Este grave incidente ocurrió en la tarde del pasado 2 de octubre (Foto: Archivo)

Dos aviones de Ryanair, uno que cubría la ruta entre Santiago y Palma de Mallorca y otro que volaba desde Sevilla a Toulouse, estuvieron en riesgo de colisionar en vuelo cerca de Pamplona a inicios de este mes de octubre. Llegaron a estar a unos cuatro kilómetros de separación horizontal y a solo 122 metros de separación vertical. Al activarse el aviso del TCAS RA, las tripulaciones corrigieron la trayectoria y resolvieron la incidencia, continuando hasta destino sin más percances.

Un avión que unía Palma de Mallorca con Santiago de Compostela estuvo cerca de colisionar con otro que volaba desde Sevilla a Toulouse (Francia) a principios de este mes de octubre. Los dos, de la compañía irlandesa Ryanair.

Así lo indica el informe preliminar realizado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac), un organismo independiente vinculado al Ministerio de Fomento que está investigando las circunstancias de los hechos.

Leer Más: Ryanair lanza una oferta de un millón de asientos por menos de 10 euros

Activó los sistemas de alerta

Según indica el informe preliminar, este incidente «grave» ocurrió en la tarde del pasado 2 de octubre, cuando un Boeing 737-800 de la compañía Ryanair que volaba en dirección a Palma y otra aeronave de iguales características que se dirigía a Toulouse se aproximaron hasta niveles de riesgo a unos 30 kilómetros de Pamplona, cuando iban en ruta.

Los aviones se encontraban «en frecuencia con el centro de control de área de Madrid» cuando sufrieron una «pérdida de separación» que activó los avisos de alerta del Sistema Anticolisión en Vuelo de ambas aeronaves.

Aviones de Ryanair en tierra durante las huelgas de los pasados días 25 y 26 de julio (Foto: archivo)
Aviones de Ryanair en tierra durante las huelgas de los pasados días 25 y 26 de julio (Foto: archivo)

Según explica el organismo, los aviones llegaron a estar a unos cuatro kilómetros de separación horizontal y a solo 122 metros de separación vertical. Al activarse el aviso del TCAS RA, las tripulaciones corrigieron la trayectoria y resolvieron la incidencia, continuando hasta destino sin más percances.

Leer más: “No volveré a volar con una low cost”

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.