Más del 65 % de los consumidores de porno en Balears son menores de 16

La modelo erótica Laetitia Lacourt en el vídeo que ha grabado en Cala Santanyí
La modelo erótica Laetitia Lacourt en el vídeo que grabó en Cala Santanyí

El 65 % de los jóvenes de Baleares de entre 16 y 29 años consume pornografía habitualmente, según el Anuario de la Juventud 2018, que alerta de que el 65,8 % de los usuarios no tienen más de 16 años y que la edad mínima a la que empiezan a mirar este tipo de contenidos audiovisuales es de ocho años. Además, también refleja que, del total de los jóvenes encuestados, un 32,8 % mira pornografía semanalmente, un 20,4 % accede a este contenido ocasionalmente, un 7,4 % lo consume a diario y un 2,2 % lo visualiza más de una vez al día.

Según este estudio realizado por la Universitat de les Illes Balears (UIB) en colaboración con el Instituto Balear de la Juventud y otras entidades insulares, 9 de cada 10 hombres afirman que ven pornografía habitualmente mientras que, en el caso de las mujeres, esta cifra desciende a 5 de cada 10.

El profesor de la UIB Lluís Ballester ha asegurado hoy en una rueda de prensa que el auge del consumo de la pornografía está “desorganizando” las relaciones interpersonales de los jóvenes y ha asegurado que, según un estudio estatal, los jóvenes españoles miran una media de una hora y media de pornografía al día.

“La prostitución imita la pornografía” 

Ballester ha explicado que el consumo de porno en edades tempranas puede provocar un aumento del número de adolescentes que se convierten en clientes de la prostitución y la realización de prácticas de riesgo, que “se naturalizan porque se ven en la pornografía y termina pareciendo normal”.

Este profesor de la UIB ha asegurado que “la prostitución imita la pornografía” y ha remarcado que la industria del porno en internet mueve cifras “brutalmente astronómicas”, aunque hay veces que los jóvenes no lo buscan, sino que “se lo encuentran” en otras páginas webs.

Educación efectivo sexual como asignatura en los colegios

Según Ballester, una de las herramientas para combatir el consumo de pornografía entre los jóvenes es introducir la educación efectivo-sexual como una asignatura más de los centros educativos: “Es una cuestión muy necesaria pero nadie la reivindica como un conocimiento académico”.

El Anuario de la Juventud también refleja que, del total de los jóvenes encuestados, un 32,8 % mira pornografía semanalmente, un 20,4 % accede a este contenido ocasionalmente, un 7,4 % lo consume a diario y un 2,2 % lo visualiza más de una vez al día.

Leer Más: Valerie TV, la protagonista del video porno grabado en Palma

Por su parte, la profesora de la UIB Marta Escoda ha remarcado que una correcta educación efectivo-sexual en las escuelas y en los entornos familiares, además de contribuir a adquirir un mayor conocimiento sobre la sexualidad, favorecería las relaciones sociales de los jóvenes, lo que ayudaría a disminuir el acoso escolar.

Escoda ha señalado que la proliferación de las nuevas tecnologías ha provocado un aumento “leve” del “cyberbullying” y ha conllevado que los adolescentes tengan mayor sensación de soledad.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.