¿Enseñar un tanga es consentimiento?, pregunta una parlamentaria

La diputada irlandesa Ruth Coppinger mostrando un tanga
La diputada irlandesa Ruth Coppinger mostrando un tanga

En el ámbito nacional con el debate todavía encima de la mesa tras la sentencia de ‘La Manada’ y en el internacional con el movimiento ‘Me too’ en protesta por las abusos en el mundo del cine, una diputada, Ruth Coppinger, ha sacado un tanga en plena sesión del Parlamento irlandés con el objetivo de demostrar que esa prenda intima no conlleva consentimiento. Un acto de protesta realizado tras la defensa de una abogada a un hombre acusado de violación, en el que la letrada argumentó que la chica llevaba un tanga y que por ello, estaba dispuesta a mantener relaciones sexuales. 

“¿Cómo cree que se siente una víctima de violación o una mujer ante la incongruencia de que su ropa interior sea mostrada en un tribunal?”, preguntó Coppinger ante la atónita mirada de los allí presentes.

Una foto que ha dado la vuelta al planeta: en el Parlamento y enseñando un tanga para ratificar su argumento

La diputada mostró la prenda en referencia a la polémica que azota el país durante estos días, provocando protestas que se multiplican en calles y redes sociales.

Y es que un jurado decidió dejar absuelto a un hombre de 27 años, acusado de violar a una chica diez años menor. La abogada de la defensa argumentó que ella, de alguna manera, al llevar un tanga de encaje consentía sexo con él.

#Estonoesconsentimiento 

La controvertida decisión ha generado una oleada de protestas por toda Irlanda. En  las redes sociales, también se ha propagado la indignación y el malestar con el hashtag #estonoesconsentimiento.

“Cualquier defensa en esa línea es reprobable”, ha manifestado el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, en el Parlamento.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.