Llega a los juzgados el presunto asesino de Sacramento, su expareja

Poco antes de las 16:00 horas llegaba a los juzgados de Vía Alemania de Palma el vehículo policial que trasladaba al presunto asesino de Sacramento Roca, su expareja sentimental. Rafael Pantoja ha llegado en un coche policial, en lugar de en un furgón, fuertemente custodiado, por un furgón delante y otro detrás del vehículo de la Policía Nacional. El vigilante de seguridad ha entrado esposado y rodeado de policías en las dependencias donde él ha trabajado más de una vez prestando servicios de seguridad. 

Ha llegado vestido con un mono blanco y en todo momento ha intentado esconder la cara de las cámaras que aguardaban su llegada al final de la llamada ‘cuesta de Urdangarin’, por donde entran los furgones de la Policía cuando trasladan a los detenidos para ponerlos a disposición del juez.

Del hospital a la Jefatura de la Policía y de allí al juzgado

Rafael Pantoja ha entrado esposado y rodeado de varios agentes de Policía en los juzgados de Vía Alemania, donde él en más de una ocasión ha prestado servicios de seguridad cubriendo alguna baja o dando apoyo a casos excepcionales como el de Urdangarin.

Trasladado en un coche policial, en lugar del furgón, donde suelen conducir a los detenidos para pasar a disposición judicial, el vigilante de seguridad ha llegado con un mono blanco, después de abandonar el hospital de Son Espases, donde ingresó este fin de semana tras intentar autolesionarse en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Baleares.

Los agentes tuvieron que llevarlo al hospital después de que se diera cabezazos contra las paredes del calabozo, donde estaba detenido.

Rafael Pantoja en su traslado a los juzgados
Rafael Pantoja en su traslado a los juzgados (Foto: María Jesús Almendáriz)

No ha querido declarar ni en la Policía, ni en Son Espases 

Pantoja de 45 años de edad ha sido puesto a disposición del titular del juzgado de instrucción número 1 de Palma, el magistrado Juan Manuel Sobrino, que deberá decidir si ingresa en prisión al presunto asesino de Sacramento Roca, su expareja sentimental a la que agredió mortalmente el pasado viernes 16 de noviembre sobre poco después de las 16:00 horas de la tarde.

El vigilante de seguridad no ha declarado ni en la Policía, ni cuando estaba ingresado en  Son Espases.

Sacramento Roca en una imagen de Facebook
Sacramento Roca en una imagen de Facebook

Leer más: La brutal agresión

Sacramento Roca de 36 años deja dos hijos

La agresión mortal de Sacramento Roca tuvo lugar días después de que ésta presentara una denuncia por acoso contra Rafael Pantoja, porque él no aceptaba que se hubiera acabado la relación.

Sacri, como la llamaban habitualmente, hacía 15 años que trabajaba en el centro comercial de Conforama de la calle Aragón, y allí se presentó su expareja que la cogió totalmente desprevenida en su puesto de trabajo, en la zona de cajas.

El presunto asesino arriba en la imagen, es vigilante de seguridad y Sacramento le había interpuesto denuncia
El presunto asesino arriba en la imagen, es vigilante de seguridad y Sacramento le había interpuesto denuncia

Los gritos alertaron a sus compañeros y clientes

Los gritos alertaron a sus compañeros que intentaron disuadir a Rafael Pantoja, que portaba un cuchillo, con el que presuntamente le asestó varias cuchilladas, una de ellas mortal.

Después huyó y salió corriendo del centro comercial. Un empleado lo seguía dando la voz de alarma de que había acuchillado a una mujer y en ese instante, en un colegio cercano había un excompañero de profesión que iba a recoger a su hijo al colegio y tras espetarle con un «¡Eh Pantoja adonde vas!», pudo retenerlo ayudado de un policía local de paisano de Llucmajor que también había ido al colegio a recoger a sus hijos.

Rafael Pantoja es vigilante de seguridad
Rafael Pantoja es vigilante de seguridad

Leer más: Levantamiento del cadáver

Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por salvar la vida a Sacramento

Hasta el lugar se desplazaron una ambulancia básica y otra avanzada del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) 061.

Los efectivos sanitarios practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar a la víctima pero, a pesar de los esfuerzos, no la pudieron estabilizar y falleció.

Una de las cuchilladas fue mortal.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.