¿Le va a jugar una mala pasada a Mercedes Garrido su carácter?

Mercedes Garrido con Catalina Cladera
Mercedes Garrido con Catalina Cladera

“A la secretaria general de los socialistas de Mallorca y consellera de Territorio se le han subido mucho los humos”, cuentan a Más Que Confidencial propios y ajenos al PSIB. Unas voces que incluso se plantean que Mercedes Garrido podría tener problemas en la sede de Miracle cuando haya que confirmarla como candidata como presidenta al Consell de Mallorca.

“A Garrido le están perdiendo las formas”, afirman quienes no le ven un tranquilo futuro a la secretaria general del PSIB en Mallorca e incluso plantean que puede peligrar su puesto en las primarias.

Unos dicen que lo tiene todo bien atado y otros que no es querida en la Part Forana

Fuentes del partido consultadas por MQC afirman que Garrido no es que no tenga competidor o competidora en la carrera a candidata al Consell, sino que la consellera de Territorio se ha hecho con el poder de la Part Forana, como cuando el puesto lo desempeñaba la propia Armengol.

Sin embargo otras fuentes creen que no todo está hecho y cerrado, que incluso han puesto sobre la mesa otros nombres.

El de Catalina Cladera, la consellera de Hacienda y la gestora de las incidencias de la torrentada del Llevant

Los descontentos con Garrido están poniendo encima de la mesa el nombre de Catalina Cladera, la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas y gestora de las emergencias del 112.

Sin embargo Cladera tendría en contra, aunque dentro del partido no lo crean así, la gestión que hizo del 112 cuando comenzó la torrentada del Llevant mallorquín, no después, sino en el inicio de la crisis.

Además apuntan que su falta de afabilidad y empatía con la gente de sa Pobla, en cuyo municipio es la secretaria general de la agrupación socialista es una muestra de que “no es una política carísmática”. “Parece que está enfadada cuando va por la calle en los actos de partido”, habrían comentado fuentes del PSIB a MQC.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.