Ofensiva Pi y PP: Modificar la carretera de la muerte desata una guerra política

La consellera Mercedes Garrido en una visita a las obras de la autopista Llucmajor-Campos (Foto: Twitter)
La consellera Mercedes Garrido en una visita a las obras de la autopista Llucmajor-Campos (Foto: Twitter)

Bautizada como la carretera de la muerte por su alto índice de siniestralidad, la modificación de la autopista Llucmajor-Campos no solo sigue enfrentando a conservacionistas y ecologistas con el presidente insular Miquel Ensenyat, sino que la oposición ha cargado baterías y está soltando una ofensiva en toda regla contra una decisión que no gusta a nadie. Los 10 metros de ancho que se va a reducir al proyecto inicial es considerado por el Pi de negligencia y por el PP de campaña electoral que vamos a pagar todos.

Mientras tanto, desde el Consell de Mallorca, desde el departamento de la socialista Mercedes Garrido, afirman que la modificación del proyecto no va a afectar a la fecha de finalización de las obras que comenzaron en octubre y que acabarán en agosto de 2020, 21 meses de ejecución.

Es una «negligencia» dice Font. Se trata de una «campaña electoralista, dice Prohens

El portavoz en el Parlament de El PI, Jaume Font, ha tildado este miércoles de «negligencia» la modificación de la carretera Campos-Llucmajor y lo ha considerado un acto con «poca responsabilidad», y asimismo, la portavoz en el Parlament del PP, Margalida Prohens, ha añadido que se trata de una «campaña electoralista» que se paga «entre todos».

Prohens ha reafirmado lo que el portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Mauricio Rovira, ha declarado sobre dicha modificación, que se trata de «maquillaje mal hecho». Lo único que se ha conseguido, ha subrayado, es «un impacto visual» con la reducción de la mediana y el acceso a las vías de servicio.

Asimismo, Font ha añadido que las obras han sido «poco serias» y considera que van a tener un «coste electoral para MÉS y para PSOE».

Leer más: El Consell reducirá 10 metros de ancho la autopista Llucmajor-Campos

Los soberanistas creen que era necesario rebajar el proyecto

El portavoz en el Parlament de MÉS per Mallorca, Miquel Gallardo, ha aseverado, por su parte, que su partido considera que era «muy necesario intervenir en la carretera» y ha recordado que estaban «totalmente en contra de una intervención más grande, como la de la anterior legislatura».

Además, ha detallado que desde su formación «se mueven» entre la autopista que propuso el PP y el «no hacer nada de los últimos 20/30 años» y ha recordado hay dos prioridades, incidir en la seguridad y hacerlo «con el menor impacto posible».

Leer más: Autopista Llucmajor-Campos: Terraferida apunta sus cañones contra MÉS

Los de Podemos pone paños calientes a sus socios de gobierno

El portavoz en el Parlament de Podemos, Alberto Jarabo, ha recordado que desde su partido han defendido que «la carretera tenia que estar dimensionada a la necesidad de los conductores» aunque «imponiendo el transporte público y el privado».

Jarabo ha valorado esta modificación como «una victoria ecologista» y considera que responde a un «equilibrio entre el ecologismo y la seguridad».

No es una victoria ecologista porque hay la misma cantidad de cemento es la misma

En este sentido, Prohens ha reprochado al portavoz de Podem que «o no sabe la modificación o intenta engañar» ya que, a su parecer, si lo supiera, «no podría decir que es una victoria ecologista», y asimismo, ha explicado que la cantidad de cemento es la misma.

Y en el PSIB mantienen un discurso plano

El portavoz parlamentario del PSIB, Andreu Alcover, ha detallado, por su parte, que mientras se puedan «combinar seguridad y ordenación del territorio» la gente lo valorará.

Mientras tanto en el Consell hablan de que las obras se ejecutarán en el tiempo previsto, en 21 meses

El proyecto modificado del desdoblamiento de la carretera de Llucmajor-Campos (Ma-19) no afectará al plazo de ejecución de veintidós dos meses, se afirma desde la institución insular. Las obras, que comenzaron el pasado 3 de octubre, siguen al ritmo previsto, aseguran.

Y añaden que «un estudio topográfico completo con el empleo de las fincas ya hecha, se ha visto que se podía modificar el perfil longitudinal y, por tanto, la cantidad de terreno necesario para sacar adelante el proyecto».

Se reducirán 10 metros de ancho

Tal y como anunció este martes la consellera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, se ha optado por reducir en diez metros lineales la vía, pasando de una sección tipo de 54,82 metros a una sección tipo de 45,50 metros, lo que supone un ahorro de terreno de entre 70.000 y 80.000 m².

Con esta modificación del proyecto, el desdoblamiento será de 45,50 metros, 45 centímetros menos que el desdoblamiento de la carretera de Manacor (Ma-15), que tiene 45,95 metros de ancho. Esto representa casi 20 metros menos que el trazado proyectado en la anterior legislatura.

La anchura de la calzada será la misma, según el Consell

No obstante se puntualiza que «esta modificación del proyecto, que en las próximas semanas deberán formalizar la dirección de obras y la asistencia técnica, no representa una disminución de la anchura de la calzada que será de siete metros (3,5 m por carril) como hasta ahora, si bien la reducción viene dada por las medias que había entre los caminos de servicio y los cuatro carriles principales de la carretera».

Consecuentemente, «los caminos de servicio pueden descender al nivel de la carretera y, si descienden, se pueden acercar mucho más al tronco principal de la vía. Además, la media de la calzada principal pasará a ser de dos metros, hasta ahora eran tres y, en proyecto de 2013 era de diez metros».

El coste de la obra se modificará a la baja en cuanto a indemnizaciones

El coste de la obra sufrirá un cambio a la baja, ya que «con la modificación, que contempla una menor expropiación de terrenos, estos costes se redefinirán y podrían suponer una reducción, principalmente, en concepto de indemnizaciones», explican desde el Consell de Mallorca.

Según las cifras iniciales que se tendrán que modificar,  «el precio de adjudicación es de 27,4 millones (IVA incluido), una reducción del 26,7% en relación a la licitación (37,5 millones). A esta cifra, hay que sumar las expropiaciones e indemnizaciones por valor de 4,41 millones, la gestión de residuos, que representa 803.119 euros más, y el 1,5% de conservación del patrimonio histórico que asciende a 390.746 euros».

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.