Gijón no dimitirá porque “nunca he recibido favores sexuales o prebendas”

Psib, MÉS y Podemos han calificado de
Psib, MÉS y Podemos han calificado de "pesadilla" las imputaciones del exconcejal y diputado por el caso Cursach

El regidor no adscrito del Ayuntamiento de Palma Álvaro Gijón ha asegurado este jueves ante el pleno municipal que no tiene “la más mínima intención de dimitir”, “bajo ningún concepto”, porque es “inocente” y “nunca” ha “recibido favores sexuales o prebendas de nadie”. Así se ha expresado Gijón durante el debate de una moción presentada por los partidos del equipo de gobierno, PSIB, MÉS y Podemos, con la que le instan a abandonar el Ayuntamiento por su relación con el caso Cursach. 

La propuesta ha salido adelante con el voto en contra del PP, pero la aprobación no obliga a Gijón a entregar su acta como concejal, sino que depende de su decisión personal.En su turno de palabra, el diputado ha cuestionado la instrucción judicial, que ha calificado de “extraña”, y ha mantenido que tiene “la conciencia muy tranquila”.

Aligi Molina de Podemos le ha pedido el apoyo del pleno por decencia para echar a Gijón

El encargado de defender la moción ha sido el concejal de Igualdad, Aligi Molina (Podemos), que ha remarcado que la acusación contra Gijón es “muy grave” e “inaceptable”. Por ello, “por decencia” ha pedido el apoyo del pleno a la iniciativa para que Gijón “abandone la institución por el bien y la imagen de este Ayuntamiento”.

“Sencillamente soy inocente”, ha dicho Gijón

Tras la intervención de Molina, el alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha dado la palabra al regidor interpelado, que ha arrancado agradeciendo la presentación de la propuesta por darle la “oportunidad” de hablar de este tema. “Dicen que quien calla otorga, y yo en este tema no quiero otorgar ni la más mínima duda”, ha advertido.

El regidor no adscrito -que en otro punto de su discurso ha vinculado la moción a la cercanía de las elecciones- ha querido dejar claro que no piensa abandonar sus cargos en el Ayuntamiento. “Les informo de que bajo ningún concepto tengo la más mínima intención de dimitir, porque sencillamente soy inocente. Ya sé que a ustedes esta nimiedad les interesa muy poco”, ha reprochado al equipo de gobierno.

Cuestiona la testigo protegida que le acusa

Gijón ha afirmado que lleva “sufriendo durante demasiados meses” una “sarta de mentiras” desde que comenzó la instrucción judicial en la que está investigado. A continuación, ha pedido a la corporación reconocer “que la instrucción no ha sido lo más correcta”, recordando que “por primera vez en la historia judicial de Baleares” un juez -el magistrado Manuel Penalva- “ha sido recusado por enviarse ‘whatsapps’ con una testigo protegida”.

Gijón ha recordado también que esta testigo “ha sido demandada incluso por la propia Fiscalía por falso testimonio” y ha denunciado que, a su entender, se ha abusado de la figura del testigo protegido. “A día de hoy no sé quién me acusa de unos delitos que no he cometido”, se ha defendido.

La testigo protegida, conocida como la ‘madame’

Sobre esta testigo, conocida como ‘la madame’ en el caso, Gijón ha criticado que fuera “a platós de televisión para difundir sus mentiras”, pero en la instrucción “se negaba a dar datos” que le permitirían defenderse. En concreto, Gijón ha mencionado fechas que pudiera contrastar con su agenda, que ha dicho tener guardada desde hace diez años; ubicaciones que se pudieran comprobar mediante la geolocalización de su teléfono, que tiene guardada desde hace cinco años; o números de teléfono a los que según la testigo habría llamado.

“Si no hubiera sido por el afán de presentar una historia tan rocambolesca y pruebas manifiestamente tan falsas como la célebre agenda, aún a día de hoy se la seguiría creyendo a pies juntillas”, ha lamentado el regidor, que es también diputado del Grupo Mixto.

“Nunca les desearía a ustedes algo tan cruel”

Además, Gijón también ha protestado por las filtraciones que han “perjudicado” a su “imagen, reputación y defensa” y por la detención de sus padres, su hermano y su tía. “Nunca les desearía a ustedes algo tan cruel como lo que me ha pasado a mí, nunca”, ha apostillado.

Por otra parte, Álvaro Gijón ha resaltado que todavía no se ha abierto juicio oral puesto que la instrucción no ha terminado y ha negado que intentara anular la investigación con un recurso de alzada, sino que pedía “que no se trocee la causa” con el objetivo de “retomar” su vida “lo más rápido posible y olvidar esta pesadilla”.

Gijón se queja de que haya tenido que defenderse delante de su hija de 9 años

Gijón ha concluido señalando que “no ha sido fácil” defenderse de esta “sarta de mentiras” delante de su hija de nueve años. “Le he tenido que explicar que lo que le habían dicho en el ‘cole’ era mentira, que su padre jamás se había drogado”, ha dicho el regidor.

En este punto, el alcalde Noguera ha informado al concejal de que había agotado el tiempo de palabra, a lo que Gijón le ha contestado que le quedaban “siete folios” y le ha pedido más tiempo. Noguera le ha otorgado cinco minutos adicionales, en los que Gijón ha reiterado que no piensa dimitir.

“No voy a entregar mi acta porque no he cometido ninguna de las ilegalidades de las que se me acusa. Porque las 13 horas que se pasó mi madre con 70 años en el calabozo no me lo permiten”, ha subrayado el regidor.

Ciudadanos aprovecha y le dice a Aligi Molina que también tenía que entregar el acto, aunque por otros motivos

Tras la intervención de Gijón ha sido el turno de Cs, que ha votado a favor de la moción. El portavoz, Josep Lluís Bauzá, ha apuntado que en su formación defienden que un político investigado debe entregar sus actas como cargo público, pero ha reprochado a Aligi Molina que no haga lo mismo. “Nos parece curioso que sea usted quien le pide que entregue el acta”, ha declarado Bauzá.

El PP también saca el caso de Aligi Molina

Desde el PP han afeado a los socialistas la polémica sobre la ministra de Justicia, Dolores Delgado y se han preguntado “en qué ayuda a la dignidad de este Ayuntamiento que Aligi Molina esté sentado aquí, condenado por un delito de desobediencia y una falta de lesiones como consecuencia del asalto, junto con un grupo de activistas y antes de ser concejal, de la conselleria de Educación”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.