Marga Crespí revela que dejó Mallorca por los malos tratos de su padre

La nadadora mallorquina Marga Crespí en la foto que ella misma publícó el 26N en Twitter rechazando la violencia hacia la mujer
La nadadora mallorquina Marga Crespí en la foto que ella misma publícó el 26N en Twitter rechazando la violencia hacia la mujer

Algo ya podía vislumbrarse el pasado 26N, el Día Internacional de la lucha contra la Violencia hacia la Mujer. En aquel tuit, Marga Crespí, la deportista mallorquina de natación sincronizada acompañaba su foto con la mano de ‘stop’, ‘basta’ y la palabra en rojo ‘NO’ sobre su mano abierta, un mensaje: ‘Quiero ser la voz, la fuerza y el coraje que mi madre nunca tuvo”. Y pocos días más ha tardado porque en esa misma cuenta social este lunes ha contado en tres tuits los motivos que la llevaron a abandonar Mallorca un día, cuando tenía 15 años.

Los motivos no eran otros que los supuestos “malos tratos” que habría infligido su padre a su madre, a su hermano y a ella misma.

Crespí cuenta con oros en los campeonatos de Europa y del Mundo hasta el bronce conseguido en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012
La mallorquina cuenta con oros en los campeonatos de Europa y del Mundo hasta el bronce conseguido en Londres de 2012

Marga Crespí: “Hoy quiero contaros algo…”

Así empieza ese hilo conductor de los tres pequeños mensajes, que nunca en tan breve espacio se cuentan tantas y tan dolorosas cosas.

“Hoy quiero contaros algo. La razón por la que dejé Mallorca. Mi rutina a los 15 años era: escuela, comer sola en un menú diario, entreno, casa. La situación era caótica en casa, en la que mi padre vivía con su tercera mujer”.

El padre les “amenazaba a ella, como lo hizo con su madre y con su hermano”

El segundo mensaje cuenta lo que se podría describir como un infierno en el seno familiar. Y la nadadora lo hace en estos términos: “Después de amenazarme con quererme echar de casa, como ya lo hizo con mi madre y mi hermano, me ofrecieron ir a Barcelona para entrar en el equipo nacional. Me cogí a esa oportunidad, fuerte. Y no la dejé escapar. Encontré que bajo el agua podía desconectar”.

Marga Crespí, bajo el agua, lo que le salvó de los malos tratos de su padre, según cuenta ella
Marga Crespí, bajo el agua, lo que le salvó de los malos tratos de su padre, según cuenta ella misma

“10 años más tarde, ya no podemos más”

Algo ha debido pasar recientemente para que Marga Crespí, decidiera ya hacer público que una década después es hora de poner fin a todo lo que está ocurriendo en el seno familiar. Porque como dice ella: “CONTROLAR, DESVALORIZAR, CHANTAJE, CULPABILIZAR… TAMBIÉN ES MALTRATO 10 años más tarde, queremos poner fin. Ya no podemos más”.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.