Yo no se a quién votar

Finalizamos el año, más pobre municipalmente, desde hace muchos años y jamás había visto nuestra ciudad en el estado que hoy la tenemos. Nuestra ciudad está en un estado vergonzoso la mires por donde lo hagas, sin ninguna infraestructura nueva y muchas sin terminar. Me imagino a nuestra  Palma como un barco que ha sido ametrallado y por todos lados hace aguas debido a los impactos recibidos, o a un campo de batalla en el cual los soldados se retiran detrás de bombas de humo para salir de la batalla salvando los pocos muebles que les quedan. ¿Qué herencia recibirá el partido que gobernará nuestra ciudad en la próxima legislatura? No me atrevo a hacer ningún presagio y a priori no sé a quién votar, pues la papeleta que recibirá no será precisamente de premio y no veo por el momento a ninguno de ellos preparado. ¿Se ha dormido la oposición o ha sido peor que el gobierno?.  Canódromo, zonas verdes, antigua cárcel, cuña verde, parques abandonados, aceras intransitables, alcorques sin árboles, calles mal iluminadas, barriadas abandonadas, el barrio de Camp Redo sin solución, Son Baña, señalización y pintado de calles bajo mínimos, calles sin luz, aumentan los asentamientos ilegales, la ayuda social por los suelos, los comerciantes desatendidos, la suciedad campando a sus anchas, los presupuestos participativos olvidados, en pocas palabras promesas totalmente incumplidas por parte del pacto y mucho bla, bla, bla  de lo no importante y olvidado lo necesario etc.. Eso sí, lazos amarillos en los balcones, las chocho charlas a la orden del día, el menosprecio a la ética, el honor  a la palabra dada, sin palabra y presuntamente sin honor. Qué panorama más negro. Y lo peor la oposición dormida o adormecida, por miedo o por falta de nivel político, diría que por ninguna de las dos cosas, pero quizás me equivocaría. Por todo ello y como analfabeto político, no se hoy por hoy a quien votar, pero sí sé, indiscutiblemente a quien no lo haré.

Yo quiero una ciudad donde sus habitantes se sientan a gusto, donde prime la política municipal y no otro tipo de política, en donde de gusto el pasear por la misma, en la que los servicios públicos funcionen adecuadamente, la basura no nos invada y en la  cual los ediles no pierdan su tiempo con discusiones sobre el sexo de los ángeles y si en el mejoramiento cualitativo y cuantitativo en la vida ciudadana, menos días dedicados a causas ajenas y más soluciones a las situaciones sociales invalidantes, más participación ciudadana  sin partidismo alguno  y más sensibilidad a las tradiciones ancestrales de nuestra tierra con menos fiestas panfletarias políticamente incorrectas.

Sé que es pedir mucho estas navidades, sobre todo a la opinión dormida, pues al gobierno actual no hay quien lo salve,  pero la ilusión es lo último que debe perderse. Creo que muchos ciudadanos son de mi parecer, la política municipal debe de ser menos de partidos y más de entidades sociales serias y responsables plurales e independientes.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.