Nuda propiedad: cómo vender tu vivienda sin perderla

La venta de la nuda propiedad está en auge y desde 2017 hay un incremento notable de estas transacciones económicas
La venta de la nuda propiedad está en auge y desde 2017 hay un incremento notable de estas transacciones económicas

No es una figura muy conocida, pero está en auge, especialmente para una población de avanzada edad que busca liquidez pero sin perder su hogar.

El hogar, ese lugar tan nuestro, que guarda nuestra esencia, que protagoniza muchos de nuestros más felices recuerdos, que da cobijo, abrigo y resguardo. Ese techo bajo el cual nos hemos desarrollado, crecido, envejecido y formado una familia. Por eso, para muchas personas, vender su vivienda, especialmente en edades avanzadas, es dejar atrás una parte de sí mismos.

No obstante, si la necesidad aprieta, ¿qué solución hay para disponer de liquidez sin tener que perder un bien tan preciado como es la casa?

La venta de la nuda propiedad está en auge, y desde 2017 se experimenta un incremento considerable de estas transacciones económicas. Pero, ¿en qué consiste?

El concepto de propiedad

En primer lugar hay que poner en contexto qué supone ser propietario de un inmueble. “Dentro del Derecho Civil, en relación a la propiedad, se describen variadas situaciones. El propietario puede ceder muchas cosas, por ejemplo el usufructo, la habitación, o la nuda propiedad. Esta es el conjunto de prerrogativas que conserva el propietario de una cosa” explican de forma didáctica desde Sierra Abogados, bufete especializado ubicado en Palma de Mallorca.

Y en este escenario es donde aparece la oportunidad para aquellas personas, generalmente ya jubiladas, que buscan ingresos para completar su pensión y poder vivir desahogadas el resto de sus años.

De esta forma, vendiendo la nuda propiedad del inmueble pero manteniendo el usufructo del mismo van a poder disponer de su vivienda de manera vitalicia, aunque sin ser los dueños de la misma. Lo que tiene varias ventajas: para el vendedor, que recibe una suma de dinero considerable; y para el comprador, porque habitualmente esta fórmula conlleva aparejada una rebaja en el precio que puede ser considerable, con la contraprestación de no poder disponer del bien hasta pasados unos cuantos años.

¿Cuándo es recomendable la venta de la nuda propiedad?

A pesar del aumento de esta opción, por el momento la práctica indica que la nuda propiedad tiene mayor relevancia cuando se habla de una herencia, ligada al usufructo y a la vertiente tributaria. Es decir, a pagar menos impuestos.

“Un ejemplo común es el de una herencia en la que se nombra usufructuario al cónyuge, y se lega a los hijos. De esta forma saltas una cadena de pago, ya que si haces heredera a tu pareja, esta va a tener que pagar, y después los hijos van a volver a pagar cuando esta fallezca” pone de manifiesto el abogado José Manuel Sierra.

Sin embargo, sí puede darse un escenario donde se utilice la nuda propiedad con el objetivo de la inversión a largo plazo, aunque con carácter “excepcional”. “Generalmente el inversor busca rentabilidad inmediata, aunque también tener muchas propiedades sirve para otro tipo de situaciones sin ese trasfondo de inmediatez” valora Sierra, quien completa: “La irrupción de los fondos de inversión ha llevado a estudiar nuevas fórmulas para rentabilizar el dinero. Si se detectan necesidades inmediatas en una persona mayor, que no tenga sucesores, es una opción vender la propiedad y mantener el usufructo en una operación rápida”.

Por último, y por supuesto, desde Sierra Abogados inciden en que siempre que se afronta una compraventa, especialmente entre particulares, hay una serie de recomendaciones a tener en cuenta, también en relación a la nuda propiedad. “Antes de cualquier operación es importante acreditar documentalmente la posición de cada una de las partes. El propietario debe acreditar que lo es, que está inscrito en el Registro de la Propiedad, y que no existe ningún otro tipo de contrato privado en vigor sobre esa propiedad”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.