Precintados 4 de los 20 pisos desalojados tras el incendio en Coll d’en Rabassa

Los técnicos del área de urbanismo del ayuntamiento de Palma han informado de que de las veinte viviendas desajojadas tras el incendio de la noche del viernes en Coll d’en Rabassa, 16 vuelven a ser alojadas y 4 quedan precintadas, según los datos aportados por fuentes de la Policía Nacional. El incendio se produjo tras una deflagración y un joven de 27 años sufrió heridas de gravedad, además dos policías tuvieron que ser atendidos por inhalación de humo.

El siniestro se produjo en el ático del edificio de la calle Francesc Frontera número 19 del Coll d’en Rabassa y al parecer, según testimonio del herido, se encontraba cargando unos mecheros con un cargador de gas cuando se produjo la explosión.

El ático ha quedado totalmente devastado tras la deflagración
El ático ha quedado totalmente devastado tras la deflagración (Foto: Bomberos de Palma)

El joven está muy grave

A las 22:30 horas de ayer viernes por la noche, se produjo una deflagración de gas en una de las habitaciones de la vivienda, en la que se encontraba un joven de 27 años que presentaba quemaduras graves y por las que tuvo que ser trasladado de urgencia y en estado crítico a un centro hospitalario.

Cuatro de los pisos han quedado precintados
Cuatro de los pisos han quedado precintados (Foto: Bomberos de Palma)

Tuvieron que sacar en volandas a una anciana de 82 años

En el piso también se encontraban los padres del herido y una mujer de 82 años, con una discapacidad física que tuvo que ser evacuada en volandas por agentes de Policía Nacional.

Paralelamente, se procedió al desalojo del edificio por parte de otros agentes.

La madre del joven también resultó herida con quemaduras

La madre presentaba quemaduras en la cara y dos agentes de la Policía tuvieron que ser atendidos por inhalación de humo. A pesar de la espectacularidad de las llamas y de la deflagración que dejó parte del edificio en muy malas condiciones, el incendio fue sofocado con la rápida intervención de los bomberos.

Los vecinos de 20 viviendas han tenido que pasar la noche fuera de casa

El edificio quedó precintado a la espera de informe de los técnicos del ayuntamiento. Al lugar acudió Policía científica y las primeras indagaciones apuntan a una causa accidental. El herido manifestó que se encontraba rellenando unos mecheros con un cargador de gas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.