¿Pero qué les pasa a los de Podemos?

“No digas nada. Solo retuitea”, dice ‘El Aguijón’ en su tuit con el vídeo-rap de Juan Carlos Monedero, el profesor de Ciencias Políticas, exasesor de Izquierda Unida e ideólogo de Podemos, que le gusta jugar a ser periodista (antes debería ir a hacer Ciencias de la Información, lo mismo que su colega Pablo Iglesias) y a ser cantante de rap. Imposible tener sentido del humor con este hombre que no se corta un pelo en hacer el ridículo. No se entiende cómo pasa sin transición de teorizar sobre el bienestar de los venezolanos (sin pestañear y sin que le crezca la nariz) a cantar un rap, sin gracia, sin ritmo y sin vergüenza. 

Traducido a román paladino que es poco menos que imposible no decir nada y retuitear sin más.

El síndrome de los políticos que tienen asesores que no quieren que les asesoren

Y ante semejante vídeo y ridículo, hay quien se pregunta si no hay nadie, como el medio para el que trabaja, (los de Público TV), amigos, colegas o familia que le diga a Monedero que está haciendo el ridículo más espantoso.

O sus colegas lo ven muy gracioso o a Monedero le pasa lo que a muchos políticos-cas que pagan asesores precisamente para que no les lleven la contraria. Esos asesores pagados con dinero público (los de los políticos) para que no les asesoren y, lo que es peor, para que no les digan lo que está bien o lo que está mal.

Otro síndrome que también comparte con los políticos-cas

Pero es lo que tiene la TV, que crea adicción. Es un dato objetivo de los comportamientos de líderes y partidos políticos sobre la repercusión del mensaje, propaganda o declaración de los responsables institucionales. “Se mueren por salir en la tele”, sentenciaba un experto asesor político que ha trabajado con conocidos líderes españoles y de Latinoámerica. También con algún balear muy conocido y todavía en activo, aunque no aquí, en Madrid.

Y es lo que parece que le pasa a Monedero que le gusta la tele más que un chupa chups.  El rap de Monedero para su programa ‘En la frontera’, de Público TV por lo que se ve es un acicate, porque como ellos mismos lo definen (al programa), es una apuesta “para nuevos espectadores que se atreven a pensar más allá de la televisión y de los espacios reglados”, punto.

¿Pero qué canta, un villancico a ritmo de rap?

Si lo que quería es que hablasen de él y de su programa desde luego lo ha conseguido, con eso que dicen que canta, un villancico a ritmo de rap. Sin embargo, para una noche en familia o con amigos bien, pero para que te vea todo el mundo, da un poco de vergüenza ajena, sí.

Y curiosamente parece que a Público TV le ha gustado la idea, porque es su segunda incursión en el ¿ridículo?, ya que se estrenó con otro rap dedicado al “pequeño Nicolás”. El villancico-rap de estas Navidades va de ‘Democracia’. ¡Dando lecciones!

“Y aquí venimos sin pedir permiso

Los que no tuvimos miedo y fuimos insumisos

Desobedientes que no habéis tenido miedo

Quiero deciros que nadie os dicte el deseo

Y los de siempre envueltos en otros ropajes

Democracia de más bajo octanaje

Y nos reímos de los que dicen España

Al mismo tiempo que se roban las tapas y las cañas

Os vigilamos, cuerda de golpistas para que no regresen

Las hordas de fa-fa-fra-rentadamente

Desobedientes solo quiero deciros: en 2019 feliz felizmente desobedientes”

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.