Sant Llorenç reparte 1,35 millones de euros entre los damnificados por la riada

El Ajuntament de Sant Llorenç des Cardassar ha aprobado en un pleno extraordinario, las bases reguladoras para repartir las subvenciones a los damnificados por las inundaciones del pasado 9 de octubre, que ascienden a un total de 1.350.000 euros. Las bases han sido consensuadas con la Comisión de Seguimiento, formado por miembros de la asociación de afectados y representantes municipales, que ha facilitado al consistorio los datos definitivos del grado de afectación de agua en todos los inmuebles del municipio.

Ha sido a partir de esta última información que se han podido establecer los criterios de repartimiento de este anticipo, «el más grande hecho hasta ahora».

La imagen muestra como la torrentada engulló los coches con las luces, lo que daba un aspecto más tétrico
La imagen muestra como la torrentada engulló los coches con las luces, lo que daba un aspecto más tétrico

Reparto por puntos

De esta manera, se asigna un número determinado de puntos a cada inmueble dependiendo de si estaba o no habilitado, si se trata de un garaje o almacén o si pertenece a daños comunes de una comunidad de propietarios.

A partir de aquí, se han multiplicado los puntos obtenidos con el grado de afectación del agua en cada caso por tal de obtener una puntuación definitiva, en concreto cuatro euros por puntos.

Desde el consistorio han destacado que en el caso de los inquilinos con la base sexta del acuerdo, les tocan 300 puntos, mientras que el propietario obtendría 700 puntos.

Así, se adjudicará la ayuda a aquellos inmuebles afectados como mínimo con 5 cm de alzada de agua, y la puntuación máxima será para aquellas que hayan sido afectadas con 2 o más metros. De esta forma, los ingresos oscilarán entre 300 y 12.000 euros.

Más de 300 transferencias

En total, en este anticipo se han hecho 306 transferencias, entre los que se repartirán un total de 1.350.000 euros, un importe que se añade a los demás pagos ya realizados, cuya suma total ascendería a 1.612.000 euros.

Asimismo, el Ajuntament ha incidido en que será un requerimiento necesario presentar las facturas originales, y que no superen los 2.000 euros, y el justificante del pago bancario.

Una vez repartido este importe a los damnificados, todavía quedará pendiente otorgar cerca de 1,10 millones de euros, previsto para ser repartidos en el primer mes de 2019.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.