Sant Llorenç recibe a 2019 con Jesús Calleja y Lara Álvarez para toda España

La pareja que Telecinco ha elegido este año para dar las campanadas no ha defraudado y el buen hacer tanto del leonés Jesús Calleja como de la asturiana Lara Álvarez ha estado a la altura de las circunstancias y muy acertados en un escenario de excepción como es la plaza de la Iglesia de Sant Llorenç, cuyos vecinos han vibrado con los dos presentadores con muchas ganas de dejar atrás los malos momentos vividos en 2018.

Los llorencins se han sumado con ganas a la fiesta de unas campanadas muy especiales y que han celebrado como se merece un espectáculo de estas características con la televisión en directo para toda España.

Y la gente de Sant Llorenç se ha sumado a este espectáculo televisivo con proyección nacional

Los presentadores han hecho todo lo posible para que la gente de Sant Llorenç se sintiera y participara del espectáculo que seguro recordarán para siempre, porque no siempre una televisión generalista elige un pueblo como éste para dar las campanadas.

Pero como han transmitido los presentadores, Sant Llorenç se lo merecía tras un 2018 muy duro que pretenden dejar atrás, al menos anímicamente, porque las 13 vidas que se perdieron en la torrentada de octubre será muy difícil olvidar tanto para familiares, amigos y vecinos.

La noche ha empezado con testimonios de los damnificados: “Nosotros no somos héroes, hicimos lo que hubiera hecho cualquier persona”, han dicho algunos de los vecinos.

Han reído, han divertido y hasta han llorado

La química entre Calleja y la periodista ha hecho que se vivieran momentos de risa, complicidad, diversión y hasta emoción.

Telecinco ha hecho un homenaje al montañista, aventurero y presentador con los vídeos de su hijo adoptivo, de su hermano y de sus padres con su sobrino, que al verlos no ha podido evitar que le cayeran las lágrimas de emoción.

 Tampoco ha faltado un romántico beso

Tras las uvas y casi al final de la retransmisión en directo, el presentador ha puesto una rama de muérdago entre Lara y él, para después cogerla y estamparle un beso en los labios, escena a la que la simpática y profesional periodista se ha dejado llevar y que demuestra que entre ambos la química profesional funciona perfectamente, con naturalidad y traspasando la cámara, que es de lo que se trata.

 Al final, un esmoquin de Juan Avellanadeda azul metalizado para Lara y las zapatillas de deporte de Calleja

Con todo lo que se ha escrito sobre el vestuario que iba a llevar Lara Álvarez en esta ocasión, ya se había avanzado que se trataba de dos pieza de pantalón y chaqueta, lo que estaba por ver era el color, el diseño y el tejido del esmoquin que iba a lucir.

La incógnita se ha despejado con un dos piezas que lleva la firma de Juan Avellaneda, aunque al empezar la conexión la periodista llevaba una capa que la tapaba. Después el azul metalizado del esmoquin ha brillado en toda la retransmisión. Una muy buena elección para la ocasión: sobria, moderna y con un color espectacular que ha aumentado su telegenia.

Jesús Calleja, ha sido más clásico, con un esmoquin tradicional, que le quedaba como un pincel, que al principio llevaba debajo del abrigo para combatir el frío de la noche mallorquina, y unas deportivas que le quedaban ni pintadas para su estilo desenfadado y como es él, un aventurero que no se le pone nada por delante y que tiene mucha conexión con el público que lo sigue en todos sus programas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.