Se levanta el secreto de la pieza por prevaricación contra el juez Miguel Florit

Los redactores Quico Mestre y Blaca Pou tras recuperar sus móviles y documentos del caso Cursach (Foto Europa Press)
Los redactores Quico Mestre y Blaca Pou tras recuperar sus móviles y documentos del caso Cursach (Foto Europa Press)

Coincidiendo con la devolución de los móviles a los redactores Quico Mestre y Blanca Pou, de Diario de Mallorca y Europa Press respectivamente, la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) Felisa Vidal ha ordenado levantar el secreto de sumario sobre la pieza por prevaricación contra el juez Miguel Florit, instruida a raíz de la querella presentada por ambos medios de comunicación y los periodistas involucrados en el polémico auto dictado por el magistrado ordenando la requisa de sus aparatos electrónicos, así como material relacionado con el caso Cursach.

En el auto notificado este viernes, la magistrada ha tomado esta decisión porque “la única razón” por la que se acordó la medida fue que la pieza por descubrimiento que instruye Florit estaba a su vez bajo secreto.

Qué pasó tras la incautación de los móviles y ordenadores a los redactores

Además, el TSJIB ha notificado este viernes otro auto con el que requiere al Juzgado de Instrucción 12 para que remita una certificación literal de lo actuado con posterioridad a la incautación de los móviles y ordenadores de los periodistas.

Los periodistas ya tienen de vuelta sus móviles

Precisamente, el Juzgado ha devuelto este viernes por la mañana el material incautado a los dos periodistas de Europa Press y Diario de Mallorca. Los móviles y ordenadores fueron requisados por la Policía en el marco de una investigación sobre el ‘caso Cursach’.

Leer más: Juez caso Cursach: “Los periodistas entregaron el móvil sin protesta alguna”

Han permanecido custodiados y depositados en caja fuerte

Según el letrado de la Administración de Justicia que ordena la entrega, los móviles y ordenadores han permanecido custodiados y depositados en la caja fuerte de las oficinas judiciales desde el pasado 12 de diciembre, es decir casi 24 horas después de su incautación.

Falta documentación

Pese a que los periodistas afectados han podido recuperar sus móviles personales y los ordenadores corporativos, a Blanca Pou no se le ha hecho entrega de una documentación física que se ha intervenido en el marco de la investigación.

Leer más: Más de 200 personas se concentran a favor del secreto profesional

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.