‘L’Adoració dels reis’, con ‘morcillas’ sobre autopistas, monarquía y posidonia

El concejal Pep Llus Bauzà de Melchor y de Baltasar Amadeu Corbera, presidene del Gob
El concejal Pep Llus Bauzà de Melchor y de Baltasar Amadeu Corbera, presidene del Gob

‘L’Adoració dels tres reis d’Orient’ de Llorenç Moyà, una producción de Taula Rodona que cuenta con el apoyo del Área de Cultura, Patrimonio, Memoria Histórica y política Lingüística del Ayuntamiento de Palma, se ha celebrado este domingo en su 34 edición. Con buen tiempo, a las 12:30 horas en Ses Voltes, sus protagonistas han interpretado la tradicional obra, con más ‘morcillas’ que nunca, alusivas a la posidonia, la monarquía y la autopista Llucmajor-Campos.

También se ha hecho alusión al auge de Vox, el machismo, el 155 o Valtònyc. El vestuario, que como siempre llama la atención, lo ha firmado Rafael Pizarro.

Y más morcillas a costa de las equivocaciones

Desde el Rey Herodes, interpretado por el responsable de Comunicación del Ayuntamiento de Palma, Joan Carles Palos, hasta el Rey Baltasar, encarnado por el presidente del Gob, Amadeu Corbera, y pasando por el Rey Melchor, al que ha dado vida el concejal Josep Lluis Bauzà de Ciudadanos, todos han hecho lo que han podido para deslizar alguna que otra morcilla relacionada con los temas de candente actualidad.

Y otras han sido a costa de alguna equivocación que ha protagonizado el concejal naranja y uno de los criados, como si tal cosa, ha dicho que «el de Ciudadanos quiere gobernar en Cort pero no es capaz de aprenderse el papel». Que el sentido del humor no falte.

Muchos errores, sin embargo

O los actores no estaban concentrados, o han sentido miedo escénico o había demasiada luz, han dicho algunos, el hecho es que en esta 34 edición ha habido muchos errores.

Y el público, familiares, amigos, compañeros de partido, de concejalía, de batlia o cualquier otro departamento, los ha pasado por alto, porque al final, se han convertido en una mina para hacer más ‘morcillas’ si cabe.

La obra de Llorenç Moyà

En un principio, L’adoració dels tres reis d’Orient (La adoración de los tres reyes de Oriente) siguió el proceso de la transmisión oral, aunque posteriormente se recoge en diferentes textos escritos. Representada fuera de los recintos eclesiásticos, la pieza teatral permite a los actores liberar su capacidad de improvisación y criticar a las autoridades. Amores, desgracias y vicios públicos y privados se insertan en el texto tradicional.

Esta pieza de Llorenç Moyà retoma la tradición del teatro medieval mallorquín y conserva la métrica de las obras populares. La compañía Taula Rodona Teatre y el Ayuntamiento de Palma organizan cada año esta representación en la que participan como actores destacados personajes de la política y la sociedad civil (escritores, artistas, empresarios, cantantes) y nunca faltan alusiones a los temas de actualidad, como en el caso de este año, muy prolijo en autopistas, presos, raperos, machismo y así hasta un largo etcétera.

 

 

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.