Una decena de personas se concentran en los Juzgados a grito de «Yo sí te creo»

La decena de manifestantes se ha situado ante la puerta principal del Juzgado
La decena de manifestantes se ha situado ante la puerta principal del Juzgado

Una decena de personas se han concentrado este lunes frente a la fachada de los Juzgados de Vía Alemania a grito de «yo sí te creo» o «alerta violador» con motivo de la celebración de un juicio por el presunto quebrantamiento de una orden de alejamiento por un caso de violación, que habría tenido lugar en junio de 2018. Según el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, el procesado no podía acercarse a su expareja, una menor de 16 años, pero en diciembre de 2018 se aproximó a ella mientras estaba en el campo de fútbol de una plaza de Palma. Por esto, le pide nueve meses de prisión.

Desde las distintas asociaciones convocantes de la concentración, aseguran que el procesado la violó en junio de 2018, tal y como ha denunciado públicamente una de sus portavoces, Alma Vives.

Cambiar de domicilio hasta en cuatro ocasiones

A pesar de esto «sigue suelto» y ha roto «la orden de alejamiento» en diversas ocasiones con lo que ha forzado a la denunciante «a cambiar de domicilio hasta en cuatro ocasiones», ha explicado Vives.

«Vi que me estaba vacilando»

En el juicio, el joven ha explicado que estaba jugando con un balón, dando toques, tras jugar un partido de fútbol seis contra seis, y que, en un momento dado, se le acercó la Policía y le dijo que debía marcharse del lugar porque la víctima se encontraba cerca. A esto, explicó que no la había visto, recogió sus cosas y se fue.

La víctima, por su lado, ha señalado que el acusado se le acercó varias veces pero no le dijo nada. «Luego volvía con sus amigos y se reía».

«Esperé a ver si se iba porque él no puede estar por esa zona y vi que me estaba vacilando», ha manifestado.

«No sabía si él había ido aposta o si era fortuito»

Durante el juicio, también ha declarado uno de los agentes de la Policía que intervino en el caso. Ha explicado que la joven estaba nerviosa y que les comunicó que no sabía si el acusado sabía que ella se encontraba en el lugar.

«No sabía si él había ido aposta o si era fortuito», ha manifestado para luego decir que «al haber una orden de alejamiento, le pedimos al joven que se marchara». Además, ha dicho que si hubieran visto otro tipo de conducta, le hubieran detenido.

Visto para sentencia

Al acabar las intervenciones de los testigos, tanto la Fiscalía como la defensa de la víctima han pedido una sentencia condenatoria.

Por su lado, el abogado defensor del acusado ha solicitado su libre absolución. Tras esto, la presidenta del tribunal del Juzgado de lo Penal 5 de Palma ha declarado el juicio como visto para sentencia.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.