El padre del Julen desesperado pide más medios: “No están haciendo una puta mierda”

El padre del pequeño Julen, José Rosselló
El padre del pequeño Julen, José Rosselló

Toda España está pendiente de este rescate. Las horas van pasando y los días desgraciadamente también y los padres de Julen, el pequeño de dos años que cayó a un pozo de Totalán, Málaga, están absolutamente devastados porque ven que todo son hipótesis, trabajos que no cumplirían objetivos y todo por falta de medios. Y es que cualquiera, sin necesidad de ponerse en la piel de estos padres rotos de dolor, ve que el tiempo va pasando y que el pequeño Julen sigue ahí, no se sabe dónde, pero en el terrible pozo que se lo tragó después de que su padre se hiciera heridas en las manos intentando llegar a él para sacarlo, según ha relatado un familiar a los medios de comunicación.

Y unos padres en esta situación lo que quieren son más medios para que saquen de una vez al pequeño. Por eso el padre de Julen no ha dudado en quejarse para que alguien le ayude y se dote a este rescate de los medios adecuados.

Los efectivos desplegados continúan trabajando en la zona (Foto: 112 Andalucía)
Los efectivos desplegados continúan trabajando en la zona (Foto: 112 Andalucía)

“No están haciendo una puta mierda”

Lo podía haber dicho con otras palabras, pero cuando lleva horas y días sin que se sepa nada de su hijo, en el programa de Ana Rosa se quejaba de que “No pongáis que está viniendo ni el alcalde ni nadie, poned lo que están haciendo aquí, que no están haciendo una puta mierda”, declaraba por teléfono totalmente impotente porque no ve que las cosas se hayan estando haciendo como toca.

Y añadía, “Muchos tuits de apoyo, muchos votos pero medios ninguno. ¿Sabe usted lo que es llevar aquí 30 horas (ayer por la  mañana) esperando a que saquen a tu hijo de un pozo?”.

Los padres de Julen esperando a que saquen a su hijo de una vez del pozo
Los padres de Julen esperando a que saquen a su hijo de una vez del pozo

“Los bomberos no tenían cámara y bajaron con un móvil”

Y en esta denuncia de la falta de medios ha relatado que “los bomberos no tenían cámara y bajaron con un móvil”, por eso piensa que si hubieran tenido la cámara que se necesita, “el tapón que se ha encontrado lo habrían visto desde primera hora”.

“Soy defensor de la Guardia Civil y veo a todos trabajando allí sin descanso para intentar sacar a mi hijo del pozo, pero no hay medios”, decía.

Y la familia también se ha sumado a la denuncia del padre de Julen

En el mismo sentido se han pronunciado otros familiares como el primo del padre de Julen, Israel Santiago. “Mas de 50 horas y no se ha hecho nada, hasta ahora, decía ayer por la tarde”.

Cuenta además este familiar que el padre tiene las manos destrozada de rascar la tierra par intentar agarrar a su hijo cuando cayó al pozo.

Especialistas asturianos y la empresa que rescató a los mineros chilenos

A las labores de rescate se han unido ocho miembros de la Brigada Central de Salvamento Minero de Hunosa, que se han desplazado en un avión fletado por el Ejército hasta Málaga.

También se unirán a estas tareas de rescate, la empresa que localizó a los 33 mineros de Chile.

A las 14:00 horas del domingo llamaron a emergencias

El domingo Julen y sus padres pasaban el día en la finca de unos amigos en la zona de montaña de olivos y almendros situada en el municipio de Totalán, cuando el pequeño se cayó. Fue su padre, sobre las 14:00 horas, el que avisó a los servicios de Emergencia.

Sin poder contener las lágrimas, explica que “el agujero estaba tapado por dos piedras” y que no pudo llegar a salvar a su hijo de la caída, que estaba a un metro. “Le escuché llorar y le dije ‘tranquilo, que papi está aquí, pero no sabía la profundidad que tenía el pozo”.

Un pozo de 25 cm de diámetro y 107 metros de profundidad

Se hace muy difícil trabajar en un espacio tan pequeño. Es una cavidad que se puede medir con una sola mano. Son veinticinco centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad, un espacio minúsculo para un rescatador.
En la imagen se ve que el pozo sólo tiene de diámetro un palmo
En la imagen se ve que el pozo sólo tiene de diámetro un palmo

José y Victoria no se han movido del sitio desde que su hijo se cayó al pozo

El padre, José Rocío, feriante y ahora desempleado, y la madre, Victoria María García, trabajadora de una cadena de hamburgueserías, son vecinos de la popular barriada de El Palo, no han abandonado la finca. Primero en el coche y después en una tienda de campaña esperan el desenlace, con ayuda psicológica.
El Grupo de Intervención psicológica ayuda a la familia de Julen (Foto: 112 Andalucía)
El Grupo de Intervención psicológica ayuda a la familia de Julen (Foto: 112 Andalucía)

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.