Las Beneïdes de Son Macià despiden las fiestas de Sant Antoni en Manacor

En Son Macià las carrozas no reciben premios según una clasificación (Foto: Ayto Manacor)
En Son Macià las carrozas no reciben premios según una clasificación (Foto: Ayto Manacor)

Las raíces campesinas, el mundo rural, las labores del campo y las herramientas antiguas fueron protagonistas de las tradicionales Beneïdes de Son Macià, en las que decenas de animales de todo tipo, carretillas y carrozas invocaron el santo y recibieron la bendición del cura del núcleo, Miquel Barceló. Hubo una gran participación y algunos de los que habían participado en las de Manacor y Porto Cristo, aprovecharon la cita macianera para hacerla lucir de nuevo.

Los caballos también hicieron acto de presencia, aunque las amenazas de lluvia hicieron mermar su presencia respecto a otros años. Cientos de personas siguieron el desfile que recorrió toda la plaza del pueblo y siguió por las calles de los alrededores.

Tampoco faltaron los Dimonis y los Dimonions que lucieron horcas, bastones y cascabeles en los bailes que hicieron durante todo el desfile

Los músicos de la Banda de Música de Manacor fueron los encargados de poner la banda sonora a esta tradicional cita santantoniera.

Las autoridades locales, encabezadas por la alcaldesa de Manacor, Catalina Riera, y por el delegado municipal de Son Macià, Miquel Perelló, siguieron de primera línea las benditas y pudieran sentir de cerca las glosas y los bailes que les ofrecieron algunos participantes.

Gran participación

El encargado de retransmitir las Beneïdes por los altavoces, Miquel Sureda Guinea, dio paso a las carrozas, los animales, los demonios y la gente vestida a la antigua que quiso participar.

Un recuerdo al dictador Francisco Franco

La mayoría se inspiraron en la agricultura, en las tareas del campo. Otras carrozas unieron los alumnos de la escuela o los socios de la tercera edad de Son Macià.

Y también hubo lugar para la sátira y la locura con la carroza que año tras año preparan los jóvenes del pueblo, que este año recreaba un cementerio donde había lugar para la tumba del dictador Francisco Franco.  

Una carroza recordó al dictador Francisco Franco (Foto: Ayto Manacor)
Una carroza recordó al dictador Francisco Franco (Foto: Ayto Manacor)

Todos premiados

En Son Macià las carrozas no reciben premios según una clasificación, sino que todos los participantes reciben una botella de cava, una de mistela y un vale por una ensaimada.

Sin embargo, el público aplaudió mucho la carroza titulada  “Es molí dels Gambosins” y también el carro decorado con mata y flores de almendro que, coincidiendo con el centenario del pueblo de Son Macià, recreaba una carroza hecha a la antigua.

Al terminar la plaza acogió la tradicional velada de ball de bot, que se llenó de gente para despidir las fiestas de Sant Antoni en Manacor. 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.