A partir de este martes no se puede ir a más de 90 km en carreteras secundarias

La reducción de 100 a 90 kilómetros horas es para disminuir los accidentes (Foto: Twitter Quini Candela)
La reducción de 100 a 90 kilómetros horas es para disminuir los accidentes (Foto: Twitter Quini Candela)

Mil personas mueren cada año en accidente en las carreteras secundarias españolas, es decir, siete de cada diez, una siniestralidad que el Gobierno va a frenar con el real decreto que reduce a 90 km/h el límite máximo de velocidad permitido en este tipo de vías. Ahora, el límite máximo genérico es de 100 km/h, pero el Ministerio del Interior ha optado por equiparar la velocidad a la media europea, ya que la mayoría de los países, quince, ya tiene establecida una velocidad máxima de 90 km/h.

La medida, cuenta con el apoyo de las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico, que han celebrado que por fin un Gobierno se haya atrevido a tomarla, en tanto que las autoescuelas creen que debe acompañarse con un aumento de guardias civiles en las carreteras.

90 km/h: Hay que reducir la siniestralidad a toda costa

Con el objetivo de bajar de la tasa actual de 39 muertos en carretera por cada millón de habitantes, Interior pone en marcha una medida que obliga a motos y turismos a circular a una velocidad máxima de 90 km/h independientemente del ancho del arcén.

Autobuses, camiones y otros vehículos a 80 km/h

Esta norma afecta también a autobuses y vehículos mixtos adaptables, si bien en el caso de los primeros, y a pesar de que tienen una baja tasa de accidentalidad, no podrán circular a más de 80 km/h los que no dispongan de cinturones de seguridad.

Además, el decreto fija en un máximo de 80 km/h la velocidad en las carreteras convencionales para camiones, tractocamiones, furgonetas, autocaravanas con un masa máxima autorizada superior a 3.500 kilos, vehículos articulados y automóviles con remolque.

Las asociaciones de víctimas celebran que se haya cogido el toro por los cuernos

Las asociaciones de víctimas han acogido bien que el Gobierno se atreviera por fin a adoptar esa medida, que para las autoescuelas debe ir acompañada de un aumento de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico y para los automovilistas de más inversión en las carreteras.

En el caso de algunas asociaciones de automovilistas, como el RACE, opinan que más que reducir la velocidad, lo que necesitan las carreteras es una mayor inversión para adecuarlas a las necesidades actuales.

Y el que se pase, puntos y dinero

Desde el martes sobrepasar los 90 km/h en la red secundaria costará dinero y puntos. Desde 100 euros a 600 puede ser la multa, y de 2 a 6 puntos los que se retiren del carné por pisar el acelerador más de lo debido.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.