Los cambios más significativos en el sistema de inmigración de la presidencia de Trump

El presidente de EE UU, Donald Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump

El gobierno de Estados Unidos, con Donal Trump al frente, ha lanzado una política de inmigración basada en la frase “Permanecer en México”. Las personas que busquen asilo deberán esperar en este país, hasta que sus casos sean examinados en los tribunales del país de las oportunidades. Según se ha podido saber a través de las declaraciones anónimas de un funcionario vinculado con este plan de inmigración, los cambios se iniciarán en la frontera de San Ysidrom, distrito de la ciudad de San Diego. Este punto fronterizo es el más utilizado del país. La petición de asilo por parte de la caravana de migrantes procedentes de Tijuana, México, en noviembre del pasado año llegó a alcanzar las seis mil solicitudes. La mayoría de estos demandantes procedían de Centroamérica.

¿Cuál es la postura actual de Trump respecto a la construcción del muro fronterizo?

El presidente estadounidense continúa insistiendo en que la construcción del muro fronterizo con México es una prioridad para su política de seguridad. Un impasse en la financiación de dicha construcción ha supuesto la más larga paralización registrada en el gobierno de Estados Unidos. La política de seguridad, según las palabras del presidente, se basa en la contención de la migración ilegal y el tráfico de estupefacientes, provenientes del país sureño. Esta fue una de las promesas electorales expuestas durante su campaña en la carrera hacia la presidencia. En este sentido, dicha promesa se encuentra paralizada por dos importantes factores: la división de opiniones y la escasez de recursos financieros. Para la construcción del muro son necesarios 5.700 millones de dólares, según los cálculos de Trump; pero gracias a él se lograría contener una crisis humanitaria y de seguridad en la frontera sur; fueron las palabras del presidente

¿Qué opinan los líderes demócratas en el Congreso?

El debate sobre la construcción del muro en la frontera con México ha provocado un cierre gubernamental inédito en los Estados Unidos. Dicho parón ya dura dos meses y las últimas sesiones para intentar abrirlo de nuevo no fructificaron en el Senado. Los líderes demócratas se niegan rotundamente en designar esa cantidad de dinero para la citada obra, y piden encarecidamente a Donald Trump que sepa discernir entre los acuerdos de seguridad de la frontera y los asuntos del gobierno. Por su parte el presidente reclama la financiación del muro mediante 5.700 millones de dólares en fondos destinados a ese fin. Asimismo, asegura que la duración de la obra será de dos años, cosa que ven poco probable diversos profesionales de la construcción; asegurando que para acometer una obra de esas características sería necesario invertir once años aproximadamente.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.